Ni un euro en el presupuesto para las grietas de Villatoro

C.M.
-

El borrador de cuentas del Ayuntamiento no contempla partida alguna para atajar un problema que el PSOE insistió en arreglar. El concejal de Hacienda subraya que se intentará incluir en una modificación de crédito

Consecuencias de las filtraciones de las aguas subterráneas en una vivienda. - Foto: Luis López Araico

Los vecinos del barrio de Villatoro no salen de su asombro. El borrador de presupuestos del Ayuntamiento para 2020 no contempla ni un euro para reparar las grietas de sus casas producidas como consecuencia de las filtraciones de las aguas subterráneas. 

La quinta modificación de crédito aprobada en el mandato anterior reservó una partida de 410.000 euros a propuesta del PSOE, en ese momento en la oposición, para acometer la primera fase, pero no puedo ejecutarse.

El problema fue que en noviembre la Gerencia de Fomento, en manos socialista tras las elecciones, solicitó a Intervención una partida de 832.000 euros para ejecutar las dos fases a la vez pero al no constar en el inicio como un contrato plurianual se rechazó, de modo que no se pudo convocar en concurso antes de que concluyera 2019 y se perdió el dinero.

Sin embargo, ni en el borrador de presupuesto diseñado por el PSOE ni en el acuerdo entre el equipo de Gobierno y Ciudadanos para aprobarlo. "No hay ni un euro para el arreglo de las grietas. Se ha perdido el dinero de 2019", señaló el presidente del Consejo de Barrio de Villatoro, Sergio Simón Portillo.

Los vecinos ya están cansados de esperar más de una década a que se solucione su problema y recuerdan que en julio de 2018 la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) autorizó al Ayuntamiento a construir una zanja drenante perpendicular al cauce del arroyo de Villatoro aguas arriba del cauce urbano y dos pozos para desviar el agua. 

La CHD recomendó en su autorización realizar las obras en periodos de máximo estiaje, preferiblemente con el cauce seco y siempre después del 1 de julio o antes del 1 de abril, de modo que el concurso  que permita el arreglo debe estar resuelto para que las obras coincidan con esos periodos. 

La actuación se valoró en 1,5 millones y tenía una duración estimada de un año, de modo que el elevado coste obliga a reservar partidas en varias anualidades.

El concejal de Hacienda, David Jurado, subrayó que se intentará reservar partida en la primera modificación de crédito que se haga.