260 actuaciones y 44 árboles dañados durante las 2 borrascas

F.L.D.
-

Entre 20 y 30 lápidas del cementerio de San José se vieron afectadas por la caída de otro ciprés ayer por la mañana

El viento derribó un ciprés sobre varias lápidas del cementerio de San José. - Foto: Alberto Rodrigo

trás quedaron los tres días de viento y lluvia que convirtieron nuestras casas en el mejor sitio para estar. Desde que el jueves hiciera acto de presencia en la capital y provincia la borrasca Elsa, las actuaciones de los servicios municipales se fueron sucediendo, ya fuera por pequeñas inundaciones, desprendimientos de fachada o árboles y ramas caídas en las aceras y calzadas. Apenas la ciudad se había recuperado del primer vendaval cuando llegó el segundo el sábado. La historia se repitió de forma similar y fue bastante común ver cómo las dotaciones de Bomberos, Protección Civil y Policía Local se multiplicaban a lo largo y ancho de la ciudad para llegar a las decenas de llamadas que recibían. Ni pasado Fabien llegó la calma, pues hasta ayer mismo los técnicos tuvieron que seguir trabajando en restablecer la normalidad.
Según explicaron desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Burgos, los servicios de Bomberos, Policía Local y Protección Civil realizaron unas 260 actuaciones. Las más comunes fueron retiradas de árboles y afianzamientos de fachadas y cornisas. La gran mayoría de las intervenciones no tuvieron prácticamente trascendencia, aunque sí se produjo una caída de una teja que hirió, aunque no de gravedad, a una persona en la calle Santa Ana. Además, para evitar riesgos, fue necesario acordonar las esculturas de Gabarrón, frente al Fórum Evolución, debido a que una de ellas se rompió en tres pedazos.

[más información en la edicón impresa]