Maduro recibe el aval de la Justicia y el Ejército

SPC
-
Maduro recibe el aval de la Justicia y el Ejército - Foto: Cristian Hernández

Las Fuerzas Armadas y el Poder Judicial denuncian que se está gestando un golpe de Estado desde la oposición antichavista y advierten de que no aceptarán un presidente «impuesto»

 

En un país dividido y con dos presidentes, uno electo, Nicolás Maduro, y otro autoproclamado el pasado miércoles para sacar al «usurpador» del Gobierno, el opositor Juan Guaidó, las máximas instituciones de Venezuela no tuvieron dudas ayer al defender al primero, a pesar de que la comunidad internacional parece decantarse por la salida del chavista del Ejecutivo y la instauración de un proceso electoral.
Mientras en las calles de la nación caribeña continúa aumentando la violencia, con al menos 26 muertos, según el último balance emitido al cierre de esta edición, por los disturbios entre oficialistas y antichavistas, las Fuerzas Armadas y el Poder Judicial salieron a defender el actual mandato, considerado «ilegal» por Guaidó, y a alertar de que en el país se está gestando un «golpe de Estado».
Así se refirió el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, al hablar de la autoproclamación del jefe de la Asamblea Nacional, un hecho que consideró «reprochable».
«Alerto al pueblo de Venezuela que se está dando un golpe contra la institucionalidad de nuestra democracia, contra nuestra Constitución, contra Nicolás Maduro, presidente legítimo», aseguró Padrino, acompañado por la cúpula militar.
El ministro leyó un comunicado en nombre de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en el que ratifica su respaldo a Maduro como jefe del Estado y advierte de que «no aceptará jamás un presidente impuesto. En el texto, acusó a «factores desquiciados» de la oposición venezolana de querer «irrumpir de una manera violenta, esquizofrénica» al intentar propiciar un gobierno de facto que, auguró, «no va a ser victorioso».
Por su lado, el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno, denunció «un golpe de Estado con la anuencia de Gobiernos extranjeros con un vasto antecedente de conspiración y promotores de guerra fraticida en la región». En este sentido, indicó que el Poder Judicial tiene «absolutamente claro» su reconocimiento a la autoridad legítima constituida del ciudadano Nicolás Maduro». 
Las acciones de Guaidó, consideró, tienen por objetivo «provocar la ruptura del orden constitucional» y asaltar «el poder político por la fuerza», por lo que avisó «a los pueblos del mundo» de que no habrá «forma ni intento exitoso de que quiebre o que pueda quebrar nuestra vida republicana».
dispuesto a dialogar. Entre tanto, Maduro, que estuvo presente en el Supremo y fue fuertemente aclamado por los asistentes, anunció que acepta la propuesta de los Gobiernos de México y Uruguay para abrir un nuevo diálogo para pactar una solución a la crisis política del país y «buscar la paz». «Estoy listo», proclamó. Eso sí, también avisó de que esa «iniciativa diplomática» debe ser «el camino», y «no el intervencionismo».
Sobre ese aspecto, el mandatario insistió su ruptura de relaciones con el «Ejecutivo imperialista de Donald Trump y expulsar a todo su personal diplomático», a los que dio de plazo hasta el próximo domingo para «marcharse de Venezuela».
«Ahora ellos pretenden decir ‘desconocemos al Gobierno de Maduro y nos quedamos’ ¿Qué creen? ¿Ellos creen que ya tienen un enclave colonial en Venezuela, donde deciden lo que les da la gana? No», exclamó el gobernante en referencia a las autoridades estadounidenses. Asimismo les pidió: «Si queda algo de sensatez y racionalidad, yo le digo al Departamento de Estado, con racionalidad, con sensatez, con base en el derecho internacional, ustedes tienen que cumplir la orden que ha emanado del Gobierno de Venezuela».
«Trump, con su locura de creerse Policía del mundo», criticó.