Las obras en la hospedería de La Vid acabarán a final de año

Adrián del Campo
-
El vaciado del interior de la hospedería de La Vid ha sido el primer paso en el proceso de remodelación. - Foto: A. del Campo

La reforma será respetuosa con la estructura externa y afectará a habitaciones, servicios y accesos. Ya se ha vaciado el edificio y ahora se acometen trabajos eléctricos y de fontanería

Las obras para la confección de lo que será la nueva hospedería del monasterio de La Vid (en el municipio de La Vid y Barrios) avanzan a buen ritmo. Viendo cómo se desarrollan los trabajos de renovación del enclave histórico, los gestores del inmueble, los miembros de la Orden de San Agustín, esperan que las reformas estén concluidas a finales de este año para, a partir de ahí, reabrir el complejo de hospedaje con una imagen totalmente actualizada. Aunque eso sí, manteniendo toda la esencia y elementos históricos del enclave.

Desde que empezaran los trabajos en el mes de enero ya se ha completado el vaciado interno de todo el monumental edificio para así proceder a tirar las paredes indicadas por el proyecto. La limpieza interior se ha efectuado desde las ventanas al ser fundamental conservar toda la estructura externa del inmueble al tener este la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC). Fue esta condición la que hizo que se retrasaran las obras al obligar Patrimonio a cambiar algunos detalles del proyecto inicial presentado. Por ejemplo, se hizo hincapié en que se respetaran los balcones de madera o los marcos de las puertas, manteniendo su alto y su ancho, entre otros muchos detalles.

Actualmente se está realizando toda la instalación eléctrica del inmueble, así como los trabajos de fontanería. Algo que según declara el prior del monasterio de La Vid, Agustín Alcalde, «llevará meses porque afectará a muchas habitaciones». Y es que lo que quieren hacer los agustinos, los gestores del edificio, es «una remodelación y crear una nueva hospedería». De esta forma se han tirado paredes y se levantarán otras para hacer nuevas divisiones de habitaciones, se pondrá un piso nuevo... Y todo ello bajo la supervisión de los técnicos de Patrimonio. «Todas las semanas vienen los arquitectos», apuntan los monjes.

El prior del monasterio de La Vid remarca que además de ajustarse a las normativas de accesibilidad y seguridad exigidas por las administraciones para recintos hosteleros (hecho que propició el inicio de la rehabilitación), estas reformas hacen un «servicio a Castilla y León». Se refiere Agustín Alcalde a la generación de empleo. El religioso explica que la actuación se ha asignado a la empresa Dragados pero que esta ha derivado los encargos a subcontratas que han contado con «gente de la zona para trabajar en la hospedería». Así, la renovación del inmueble está empleando «a 15 personas» actualmente.