El Cotarro estrena este sábado sus visitas guiadas

A. del Campo
-

Las bodegas pasarán a ser enseñadas por una profesional después de conseguir la cesión de dos cuevas y un lagar

El concejal e impulsor del proyecto del Cotarro, Nacho Rincón, muestra el lagar que se incluirá en las visitas. - Foto: A. del Campo

El Cotarro de Moradillo de Roa dará un paso más hacia la consolidación de ese sueño común, de ese proyecto colaborativo de recuperar y promocionar el patrimonio del pueblo. Este sábado, 13 de abril, estrenará sus visitas guiadas de una forma oficial. Ahora será una profesional contratada por el Ayuntamiento de la localidad para este servicio la que enseñe las bodegas a los visitantes, en lugar de cómo se venía haciendo hasta ahora, cuando cualquier vecino se prestaba de forma voluntaria a mostrar la riqueza enológica del municipio ribereño.

Como ha explicado el concejal e impulsor del proyecto, Nacho Rincón, habrá dos tipos de visitas: «Una normal de seis euros y una combinada de diez donde van a poder degustar el vino que hacemos en el Cotarro, el vino blanco, con el que financiamos el proyecto. La idea es, primero, mostrar todo el trabajo realizado, donde la gente se hace una idea de cómo en estos cuatro años todo el mundo ha ido colaborando para poder abrir las bodegas, restaurarlas, impulsar un poco su difusión. Luego iremos a un lagar de 1744, que nos ha cedido su dueño, Esteban, y ahí la idea es conocer cómo se hacía antes el pisado, el prensado, cómo se cogían las pellejas y se subía a las bodegas, y luego hacer un recorrido por las bodegas, hasta una, el Bodegón, de 1861, donde ya contaremos cómo se producía la fermentación». El edil ha destacado la importancia de conseguir la cesión de dos bodegas y un lagar para poder enseñarlos.

De momento las visitas solo se van a hacer los sábados (en diferentes horarios: 10, 12 y 16 h) y los domingos (10 y 12 horas), aunque si funciona podrían ampliarse y hacer alguna entre semana. Además existe la opción de llamada previa para concertar las rutas. «Esto es una prueba, ahora el contrato que hemos hecho es de seis meses. Si vemos que funciona, la idea es avanzar. Hablamos de un museo del vino, preparar más bodegas… Pero bueno, la idea es apostar siempre por un turismo sostenible», ha adelantado Nacho Rincón.