La izquierda mirandesa une fuerzas y se distancia del PSOE

R.C.
-

IU y Podemos reconocen que la tendencia estatal ha impulsado que acerquen posturas y trabajen de forma conjunta, pero no ven opción de mejorar la sintonía con los socialistas

La izquierda mirandesa une fuerzas y se distancia del PSOE

En las últimas elecciones el intento de formar una colación de izquierdas no llegó a buen puerto pero es evidente que en los primeros meses de legislatura ha habido un acercamiento entre Izquierda Unida y Podemos. Aunque desde las altas esferas de ambos partidos no hay una consigna al respecto, lo cierto es que la tendencia a nivel nacional está encontrando también eco en el ámbito local.
La rueda de prensa conjunta de ayer visibiliza una sintonía que se viene mostrando en los últimos plenos municipales y que de puertas adentro hace tiempo que se traduce en reuniones periódicas entre las dos formaciones. «Tenemos posturas similares en muchos temas y es evidente que la situación ha mejorado. Aunque en la campaña electoral no fuimos juntos, nos respetamos y en ningún momento nos tratamos como adversarios», reconoce Guillermo Ubieto.
¿Qué ha cambiado desde el paso por las urnas? «Influyen muchos factores, pero está claro que el viento que sopla a nivel nacional ayuda a que encontremos más puntos en común», asegura el líder de IU. El escenario también ha cambiado ya que Ganemos ha desaparecido de la corporación por lo que al haber un grupo menos es más sencillo llegar a acuerdos y la entrada en escena de Cristina Ferreras como portavoz de Podemos también ha ayudado a limar asperezas. «La unión hace la fuerza y es lógico que si en muchas posturas coincidimos vayamos de la mano», explica.
El acercamiento entre IU y Podemos contrasta con la distancia cada vez mayor con el PSOE. La formación de Gobierno no ha supuesto en este caso un impulso para apaciguar las diferencias por lo que una foto a tres bandas parece casi imposible. Al menos de momento. Los enfrentamientos verbales entre el equipo de gobierno y los otros dos partidos de izquierda son constantes y en más de una ocasión la alcaldesa les ha recriminado su ferrea oposición. «El PSOE de Miranda es más conservador y eso que a nivel estatal tampoco es que sea excesivamente de izquierdas», remarca Ubieto quien considera que en la ciudad el problema para no poder unir fuerzas con los socialistas es una cuestión de fondo y formas. «Sus políticas están muy alejadas de la defensa del sistema público que nosotros defendemos y además tiene una actitud de soberbia, aplicando el rodillo y sin contar con el resto para nada». Es la misma opinión que tiene Ferreras, quien subraya que «un partido de izquierda no actúa como lo hace el PSOE local». En este sentido enumera la falta de negociación en las ordenanzas y presupuestos como ejemplos del desencuentro. «El equipo de gobierno tendría que cambiar mucho para que hubiese acercamiento como está sucediendo en otros sitios. Veo posible acuerdos puntuales pero muy poco más».