El PSOE, sobre Todoaceros: "González dijo una media verdad"

A. del Campo
-

La empresa invertirá 4 millones y generará diez empleos en Aranda, pero el plan de galvanizado que se había previsto implantar aquí se creará en León

La previsión era colocar la nueva instalación junto a la planta de Todoaceros. - Foto: Juan Carlos Ontoria

La portavoz del grupo municipal del PSOE en Aranda, Mar Alcalde, ha acusado a la alcaldesa, Raquel González, de «decir una verdad a medias, que a veces hace más daño que una mentira» sobre los proyectos del grupo Network Steel Resources (NSR) para sus plantas ribereñas de Aranda Coated Solutions y Todoaceros. La empresa NSR finalmente no implantará en Aranda el proyecto previsto de galvanizado (que implicaba una inversión de 45 millones y la creación de 70 empleos), tal y como dejó entrever la también candidata socialista a la Alcaldía de la villa en una rueda de prensa el pasado viernes. 

La alcaldesa contestó entonces que la compañía invertiría cuatro millones de euros en sus plantas de Prado Marina y que generaría diez empleos directos y 30 indirectos. Finalmente ambas tenían su parte de razón. En Network Steel reconocen que la planta de galvanizado no se desarrollará en Aranda y sí lo hará en las instalaciones de Vestas adquiridas por la empresa en Villadangos del Páramo, León. Pero a su vez insisten en que la inversión en la provincia leonesa también tendrá efectos positivos en la capital ribereña. Las plantas de Todoaceros y Aranda Coated Solutions incorporarán una nueva maquinaria de decapado ecológico  tras una inversión de cuatro millones de euros. A su vez, generará los diez empleos directos ya citados por la alcaldesa. En NSR destacan que la maquinaria que llegará a Aranda será pionera en Europa y si funciona implicará más crecimiento en la planta ribereña, con más puestos de trabajo. La compañía habla de un impulso «a medio plazo» y que cuanto mejor le vaya a la planta de León mejor le irá a la de Aranda ya que la segunda será suministradora de la primera.

En lo que se refiere al enfrentamiento político, Raquel González acusó a su rival socialista de «alarmar sin documentarse» y le recordó que fueron el Gobierno de Sánchez y la Junta los que mediaron para la compra de Vestas. Mar Alcalde le ha respondido que la que «no se entera de nada es ella» al «perder la importante inversión». Por ello le ha pedido que «deje paso a otra persona más preparada para estar al frente del Ayuntamiento».