Denuncian la «pésima organización» de un curso del Ecyl

S.F.L.
-

Los alumnos se quejan de falta de equipos, horas mal aprovechadas y el kilómetro a 10 céntimos

Denuncian la «pésima organización» de un curso del Ecyl

Varios alumnos del curso de actividades auxiliares de almacén que se imparte en Briviesca se quejan de una mala organización del mismo, argumentando que no les han entregado el suficiente equipamiento personal individual de seguridad, el kilometraje se lo pagan a 10 céntimos, no se han aprovechado bien las horas y el docente que daba la teoría no le entendían porque es de nacionalidad búlgara y no hablaba bien castellano.

El curso, que en principio iba a dar comienzo en diciembre del año pasado, se inició el 10 de junio. Ninguno de los alumnos tiene conocimiento de por qué se cambió la fecha. Una vez realizadas las 120 horas de clases teóricas, de las que 60 eran de seguridad, continuaron con las prácticas de carretilla en el polígono de La Vega de la capital burebana. La sorpresa con la que se encontraron los estudiantes, todos de ellos desempleados, fue que cuando llegaron el primer día de ejercicios, les modificaron el horario y además no había maquinaria. El curso daba comienzo a las 8 horas y terminaba a las 14 de lunes a viernes. Pero desde el 8 de julio, la hora de entrada se retrasó hasta las 9:15. A partir del segundo día, los alumnos contaban con una carretilla y una traspaleta eléctrica para aprender a usarla aunque se quejan de que solo había una máquina para 10 alumnos y «no podíamos practicar casi nada». Entre que un día no había maquinaria, otro que lo dedicamos a la designación de empresas para realizar las prácticas, «habremos dado 30 horas de las 50 estipuladas». Pero el asunto que más crispación a generado entre ellos ha sido la carencia de ropa de trabajo. Al comenzar con las pruebas físicas no disponían de equipamiento personal individual de seguridad (EPIS), algo «asombroso para realizar labores de este tipo», declaran. Después de recriminar al Ecyl, les entregaron unas botas y unos guantes. «Al principio nos dijeron que lo tendríamos que devolver cuando terminara el curso, luego se lo pensaron mejor y nos dijeron que no», afirman.

Califican de «vergonzosa» la cuantía que se les abonará a los estudiantes por el traslado (10 céntimo por kilómetro). Muchos de ellos pasan situaciones económicas complicadas y consideran que van a «palmar dinero» por realizar un curso que es obligatorio porque sino lo hacen, pierden la prestación que cobran. Uno de los afectados expone que se lleva gastando más de 300 euros en carburante y percibe 430 euros de ayuda. «Este mes no podré pagar mis facturas y solo puedo comer patatas y pasta», declara.

Ante tales acusaciones, fuentes de la Autoescuela 2000 de Briviesca aseguran que estos cursos están totalmente inspeccionados y que se cumplen al 100% las normas. La empresa lleva varios años impartiendo formación para el Ecyl y hasta ahora no ha tenido problemas. «Por aquí han pasado más de 200 alumnos y siempre han quedado contentos. La ropa y material que les entregamos son los que vienen en las bases», manifiestan. Desde el centro añaden que tienen constancia de la persona que ha levantado la polémica y exponen que «tomarán medidas legales» contra él por «amenazas, insultos y su comportamiento en general». Además, sentencian que se está barajando la posibilidad de que el supuesto alumno problemático «sea expulsado del curso».Desde el Ecyl aclaran que el material entregado es el necesario y que la compensación por los gastos de transporte es la establecida. Con respecto a la posibilidad de solicitar una beca, uno de los alumnos, Joseba Dieguez, comenta que no se les entregará la aportación económica hasta dentro de un año, un dato que el Servicio Público de Empleo de Castilla y León aclara que eso no es correcto. La petición de las becas se podrá hacer una vez finalizado el curso y en cuanto se tramiten y se resuelvan, se abonará la cuantía.

Ante la posibilidad de que uno de los alumnos sea excluido, el Ecyl puntualiza que «no ha recibido ninguna indicación para iniciar un expediente de expulsión» contra ninguno de los inscritos, concluye.


Las más vistas