scorecardresearch

Las grietas de plaza Santiago crecen y prueban una solución

C.M.
-

Ya se han solventado las filtraciones en los respiraderos pero todavía quedan las de la zona central. Se realizan pruebas con agua coloreada para tratar de identificar su origen

En la imagen puede apreciarse la zona en la que se ha ensayado el tratamiento para cerrar las fisuras. - Foto: Jesús J. Matías

La grietas o fisuras de la superficie que remata la plaza Santiago realizada con aglomerado asfáltico siguen creciendo por casi toda su extensión y cada vez son de mayores dimensiones. La empresa adjudicataria de las obras ha ensayado una solución pero todavía no se sabe si será la definitiva. 

Según confirmó el concejal de Fomento, Daniel Garabito, se ha dado un tratamiento en unos dos metros para comprobar su evolución. «Se ha hecho una prueba y estamos a la espera de que la adjudicataria informe sobre si es la adecuada o hay que probar otra alternativa». 

En la zona en la que se ha llevado a cabo se puede ver como esos metros de grieta se han cerrado. Se trata de un lateral de la parte central de la plaza, de color negro. Lo cierto es que hay partes en las que las fisuras alcanzan casi un centímetro de grosor y dan una mala imagen al acabado. Desde el área de Fomento defienden que son «estéticas» y no tienen nada que ver con las humedades que se han detectado en el aparcamiento.

Cabe recordar que el cambio del material que contemplaba el proyecto, asfalto fundido pulido, por aglomerado asfáltico suscitó controversias aunque el equipo de Gobierno aseguró que contó con el aval de los técnicos. 

Las filtraciones al aparcamiento que tenían su origen en los respiraderos ya parecen haberse solventado. Tras levantar los bancos y cambiar la tela asfáltica, que se había roto, no ha vuelto a entrar el agua. Sin embargo, todavía no se ha dado con la solución para las tres situadas en la parte central del estacionamiento. Garabito explicó que la empresa adjudicataria está realizando pruebas, algunas de ellas con agua coloreada, para descubrir el origen. «Pudiera ser, y eso lo veremos cuando llueva, que el agua del centro viniera de los respiraderos y se irá secando».

Los propietarios de los garajes se muestran satisfechos con las explicaciones que el martes les dieron el alcalde, Daniel de la Rosa, y el concejal de Fomento.