Aranda supera en un 10% la media de profesores interinos

Adrián del Campo
-

El nuevo curso arranca en la capital ribereña con un 40% de eventuales en Secundaria y un 13% en Primaria e Infantil

Madres y alumnos a la salida de un colegio arandino. - Foto: A. del Campo

Aranda de Duero ha arrancado el nuevo curso con una ratio de docentes interinos que supera la media provincial y autonómica en seis y diez puntos porcentuales respectivamente. Mientras en la provincia de Burgos y según el sindicato CSIF la interinidad afecta al 23% de los profesores y maestros, en Aranda, como arrojan las cifras facilitadas por la Delegación Territorial de la Junta, la interinidad alcanza al 29’6% de la plantilla. Así, de los 419 docentes que tienen los centros de enseñanza públicos en la villa, 124 son eventuales. La ratio registrada en la capital ribereña también supera la media de Castilla y León, que es del 19,6% si se toma como referencia el análisis realizado por CSIF, y del 16,4% si la fuente son las palabras de la propia consejera de Educación, Rocío Lucas.

El desglose de los datos entre Secundaria y Primaria muestra que las diferencias en la relación de interinos varían de una forma similar a cómo lo hacen en toda la Comunidad. En el conjunto de la autonomía Educación Infantil y Primaria presentan un 10% de interinidad según CSIF y un 5,6% según la Consejería. La ratio aumenta en Secundaria y otras enseñanzas, donde el 29,3% (tomando como referencia CSIF) o el 21,6% (escuchando las palabras de la consejera) de los profesores son interinos. Aranda vuelve a superar ambas ratios y la eventualidad en sus maestros (Primaria e Infantil) se sitúa en el 13,1%, un mínimo de un tres por ciento más que la media autonómica. En concreto, 22 de los 168 maestros que hay en los diez centros analizados son provisionales. Eso sí, aquí hay que apuntar que la relación en la capital ribereña es menor que la provincial, donde la tasa de interinidad en Primaria alcanza, según CSIF, el 17%.

Los profesores (Secundaria y otras enseñanzas) de Aranda también padecen una inestabilidad mayor que sus compañeros de los colegios. En los siete centros analizados en la villa, siempre según los datos de la propia Delegación Territorial, hay un total de 251 profesores, de los que 102 son interinos (40,6%) y de los que además 38 (15,1%) están contratados a jornada parcial. Esta tasa de interinidad supera con mucho, en al menos 11 puntos, la media autonómica, y también la provincial, que en Secundaria se sitúa en el 29%. La responsable de Educación de CSIF Burgos, Ana Arnedo, no duda en calificar estas cifras de "alarmantes" porque "cuando la plantilla de un centro docente no tiene estabilidad hay muchos programas educativos a los que no se les puede hacer seguimiento. En fin, tiene muchos inconvenientes. Sobre todo que baja muchísimo la calidad de la enseñanza".

Ana Arnedo explica a qué puede deberse la mayor interinidad que hay en los centros de Aranda, que suena a un problema similar al que genera la falta de especialistas en Sanidad. La representante sindical reconoce que "desde luego hay una concentración bastante grande en la capital, en Burgos", de gente que vive allí y cuando pueden "tienden a marcharse". Lo mismo ocurre con las "muchas personas que tenían su destino definitivo en Aranda pero eran de Valladolid y Palencia", que cuando han podido han regresado a sus ciudades. Esto aumenta el número de eventuales y repercute en la calidad de la educación, porque como denuncian los sindicatos, la interinidad no debería pasar del 8%.