scorecardresearch

Los cursos gratuitos de idiomas atraen a 100 universitarios

B.G.R
-

La iniciativa pionera de la Fundación está dirigida a los alumnos de cuarto de grado y máster, que suman cerca de 3.000. La entidad atribuye la baja demanda a la época vacacional

El curso académico comenzará en el campus burgalés el próximo 13 de septiembre. - Foto: Luis López Araico

Una de las novedades que presentó la Universidad de Burgos para el próximo curso fue la impartición de cursos gratuitos de idiomas para los alumnos de último curso de grado y máster, que suman en su conjunto 2.900. Se trata de una iniciativa pionera en España que busca facilitar el incremento del conocimiento de otras lenguas, así como la obtención de los correspondientes certificados de nivel, pero que por el momento no ha obtenido la respuesta esperada. 

La Fundación General de la UBU es la que se ocupa de gestionar este programa, que hasta el momento solo ha recibido 100 matrículas, a las que suman las 70 de los estudiantes de la Residencia Camino de Santiago, a los que se ofrece por defecto. La entidad reconoce que las cifras son bajas y lo atribuye al periodo vacacional, que ha hecho que muchos universitarios no conozcan aún la iniciativa. Por ello, lanzará en septiembre una campaña de difusión de la misma que incluirá su promoción en redes sociales, correos electrónicos y páginas web. Además, se pedirá a todos los coordinadores de grado que insten a los profesores a darla a conocer en clase. «Creemos que aumentará la demanda una vez que comience el curso y se comente entre los propios alumnos», señala.

La institución no se ha marcado un tope de matriculación, aunque considera que alcanzar los 700 alumnos sería una buena cifra para el primer año de esta experiencia, teniendo en cuenta que «son centenares» los universitarios y titulados que han realizado este tipo de cursos por su cuenta y abonando el correspondiente coste en pasados ejercicios académicos. Las mismas fuentes subrayan que se trata de una «oportunidad» para los jóvenes que están a punto de terminar sus estudios superiores, ya que el objetivo no es otro que el de  «perfeccionar sus perfiles para que accedan a mejores oportunidades laborales» en un contexto de «ventaja competitiva» respecto a los estudiantes de otras universidades.

 Los beneficios del programa van más allá y permiten paliar un déficit con el que se encuentra la Fundación a la hora de buscar prácticas para graduados en el extranjero. En este sentido, apuntan que la falta de conocimiento de idiomas frena las posibilidades de elección por parte los estudiantes, algo que se quiere suplir con estos cursos porque facilitan la obtención de los certificados de nivel en 21 lenguas. Estas acreditaciones van desde el A1 al C1 y no hay límite de elección para los interesados.

La duración de las sesiones formativas, que se imparten en modalidad online, es de tres meses y se distribuirá en los dos semestres del curso, comenzando las clases o el próximo 1 de octubre o el 1 de febrero. Los alumnos tienen que pagar una fianza inicial de 25 euros, que les será devuelta si han superado con éxito el nivel. Además, aquellos que acrediten más de cincuenta horas de formación contarán con reconocimientos de créditos de hasta 1,5, además de un diploma que acredita el aprovechamiento del programa.