Burgos está a la cola de ERTE aprobados en Castilla y León

L.M.
-

El SEPE reconoce, por errores «propios o ajenos», que todavía no se han tramitado 1.317 solicitudes

Las oficinas del Ecyl han reabierto desde este pasado lunes sus puertas. - Foto: Valdivielso

Tras tiempo sin actualizar los datos, el Servicio Público de Empleo dio el jueves a conocer el número de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ha gestionado desde el inicio del estado de alarma hasta la fecha. Entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, el la delegación del SEPE de Burgos ha recibido 40.291 solicitudes para percibir la correspondiente prestación, de las cuales 812 han sido desestimadas, bien por resolución negativa de la Autoridad Laboral, en este caso la Junta, o bien por la incompatibilidad con la situación laboral del trabajador.

Pese a que la carga de expedientes más fuerte ya ha remitido, aún continúan pendiente de tramitar 1.317 ERTE en la provincia de Burgos, mientras que ya han recibido el visto bueno y cobrado 38.162. El porcentaje de aprobados, por tanto, es del 96,7%, el más bajo de toda Castilla y León. Fuentes del SEPE explican que se trata tanto de «errores propios, ajenos, o simplemente solicitudes nuevas con entradas en fechas próximas al 31 de mayo», cuando se cierra el estudio.

A nivel regional el 97,9% ya tiene luz verde para recibir su cobro: 199.088 de los 208.243 que lo han requerido. Casi 5.000, 4.954 para ser más exactos, han visto como la Autoridad Laboral desechaba sus intenciones, mientras que 4.201 están aún esperando el visto bueno. Por provincias, en Zamora y Soria no hay aún pendientes, mientras que, tras Burgos, destaca León, con un 96,9% de aprobados y Valladolid, con un 97,3%. Por volumen de solicitudes es la capital pucelana, con 46.090, la que lidera la clasificación de los ERTE, de los cuales casi 2.000 se han echado para atrás.

Alta cuantía. Tan solo en abril y mayo, apenas 61 días, el Servicio Público de Empleo ha desembolsado en la provincia de Burgos aproximadamente 45 millones de euros para pagar las nóminas de trabajadores acogidos a un ERTE. En total se han gastado 269 millones en toda la comunidad autónoma, con Valladolid a la cabeza con casi 73 millones y Zamora, con 12,1, a la cola.

En total, el organismo dependiente del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha inyectado en las cuentas corrientes de los burgaleses 61,5 millones de euros para pagar cuantas prestaciones por desempleo hay registradas en la provincia (subsidio por paro, prestación contributiva o Renta Activa de Inserción). León supera por 2 millones, 63,5, los pagos por este tipo de ayudas, mientras que de nuevo Valladolid, cuya población duplica a la de Burgos, tiene un mayor desembolso por parte del SEPE, 92,4 millones. Soria recibió casi 17 millones, para hacer un total de 353 el montante que el Estado se ha dejado en dos meses en prestaciones en la región.