Una vuelta al cole que no convence

Agencias
-

La comunidad educativa alerta de un cierre en cadena de los centros si no se toman medidas para garantizar la seguridad frente al virus

Una vuelta al cole que no convence

Descontento. Esa es la palabra para describir el sentimiento de la comunidad educativa ante la vuelta al cole más atípica que se recuerda y cuya primera semana ha registrado más de 300 incidencias en los centros escolares. Es por ello por lo que el Sindicato de Estudiantes continúa insistiendo y alerta de «un cierre en cadena» de los colegios e institutos si el Ministerio de Educación no actúa «de forma inmediata para garantizar una vuelta a las aulas segura». 
Así lo explicó ayer la secretaria general del sindicato, Coral Latorre, coincidiendo  con la primera jornada de huelga convocada en toda España para protestar por las condiciones de la vuelta al cole. En su opinión, «no hay forma segura de volver a las aulas en esas circunstancias» y asegura estar «sorprendida ante la respuesta de absoluto silencio por parte del ministerio a todas las reivindicaciones de la comunidad educativa».
La experta responsabiliza de la situación al Gobierno central, frente a las comunidades autónomas pese a tener transferidas estas últimas las competencias. Asimismo, instó a Pablo Iglesias que «de un golpe en favor de la educación pública ante la situación crítica en la que se encuentra» y animó a los ministros de Unidas Podemos a sumarse a las protestas de toda la comunidad educativa.
Unas reivindicaciones que el Sindicato de Estudiantes ha querido extender por todo el país desde que se inició el curso hace una semana. Precisamente, fueron ellos los que llamaron a todo el alumnado para una huelga general de tres días, que durará hasta mañana. Sin embargo, ante la situación y el avance imparable de la COVID-19, el sindicato se vio ayer en la obligación de suspender la marcha prevista para hoy en todo el territorio. 
Aun así, la primera jornada de la huelga registró marchas puntuales en algunas ciudades, con un seguimiento desigual en todo el país. En Cataluña la marcha se vio secundada por miles de estudiantes, según el secretario general del SE en dicha comunidad, Borja Latorre, mientras que en la Comunidad Valenciana el sindicato estudiantil cifró en un 60 por ciento el seguimiento, según su portavoz, Carlos Naranjo.

 

Más de 300 incidencias

Mientras, las incidencias por el coronavirus se suceden en los centros educativos y ya suman 331: el cierre de 117 centros educativos y de 214 aulas.
Cataluña dobló ayer el número de grupos de convivencia escolares confinados, que han pasado de los 17 de ayer martes a los 34 de este miércoles, y que pertenecen a 27 centros educativos. En el País Vasco, la pandemia afecta a 60 centros educativos, donde se ha suspendido la actividad presencial en el instituto de Soraluze (Guipúzcoa) y se han cerrado 79 aulas en un total de 59 colegios. También preocupa Navarra, que a día de hoy tiene 2.178 alumnos de Infantil y Primaria confinados en las aulas.