La apertura de negocios, en cifras récord

G. Arce
-

Hasta el pasado mes de junio se han activado 1.686 empresas en la provincia, lo que ha permitido la generación de 11.000 nuevos puestos de trabajo

Tania Arasti - Foto: Luis López Araico

2019 va camino de convertirse en un año récord en la apertura de nuevos negocios en Burgos. Pese al clima de incertidumbre política y social reinante en la actualidad y a la sensación creciente de que nos abocamos a un cambio de ciclo económico, en los seis primeros meses del año se han activado 13 negocios cada día laboral, sumando un total de 1.686 en el conjunto de la provincia hasta junio, la cifra más alta de la última década. Solo durante el primer trimestre, el crecimiento de negocios es un 20% superior con respecto al mismo periodo del pasado año. Lo más importante de estos números es que las aperturas sostienen 11.000 puestos de trabajo, lo que ya augura que a final de año pueden superarse los 17.624 que la actividad empresarial generó a lo largo de 2018, la cifra más elevada de la década.

Así se desprende de los registros de la Oficina Territorial de Trabajo de la Junta de Castilla y León, organismo al que los empresarios tienen la obligación de comunicar formalmente la apertura, reanudación o cambio de actividad y el traslado de los centros de trabajo. En el caso del periodo analizado, hasta el mes de junio inclusive, 1.504 actividades comunicadas han sido empresas de nueva creación, 153 son reanudaciones de actividad de empresas que ya estuvieron en marcha, 22 son traslados y 7 son cambios de actividad.

El gran impulsor de los nuevos proyectos ha sido el sector de la construcción, que está viviendo un repunte de actividad (especialmente en el ámbito de la vivienda residencial y de rehabilitación y reformas) tras la crisis vivida en los últimos años. Siete de cada diez nuevos negocios está vinculado a este ámbito, mientras que 2 de cada 10 surgen en el sector servicios y el 1 restante se lo reparten la industria y la agricultura.

María Martínez
María Martínez - Foto: Luis López Araico

Vicente García Arnáiz, presidente de la Asociación de Empresas de Reformas de Burgos (Aerbur), confirma el buen momento por le que atraviesa el sector. «Hay más obra pública, más promoción residencial y más reformas y aunque los proyectos avanzan poco a poco y hay una incertidumbre en el sector, sí es evidente una mejora».

La mejora ha conllevado la creación de cientos de microempresas que orbitan sobre una obra. Sociedades creadas por albañiles, pintores, fontaneros, instaladores de pladur, carpinteros de puertas y de ventanas, de suelos... «Son negocios sencillos, de dos o tres socios autónomos, con una furgoneta, unas herramientas y un móvil corporativo». Su número desciende cuando más sofisticada es la actividad y la maquinaria que requiere. Incluso hay aparejadores que han constituido su propia sociedad.

«Hoy todo se subcontrata en torno a una obra. Las constructoras aprendieron la lección de la última crisis y lo último que quieren hacer es cargarse de plantilla estable», resume Vicente García.  

Verónica Delgado
Verónica Delgado - Foto: Luis López Araico

La hegemonía de los oficios vinculados al ladrillo provoca que  la contribución de la mujer al crecimiento empresarial sea escasa, desde el punto de la estadística de la Oficina Territorial de Trabajo de la Junta. Así, de los 10.998 puestos generados en el primer semestre, solo 1.925, el 17,5%, son ocupados por mujeres. Ellas, en cambio, son las líderes en el sector servicios y encabezan la mayoría de los proyectos de apertura del comercio a pie de calle. 


CÁMARA DE COMERCIO. Las buenas sensaciones respecto al actual ejercicio también se experimentan en el Departamento de Creación de Empresas de la Cámara de Comercio y, más en concreto, en el PAE, el Punto de Atención al Emprendedor, que desarrolla su actividad en colaboración con la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Burgos.

En el PAE, que ha asumido las funciones que antes se prestaban en la Ventanilla ÚnicaEmpresarial, se ofrece asesoramiento sobre todos los temas vinculados a la creación de una empresa (capitalización o compatibilidad del desempleo, formas jurídicas, obligaciones formales y fiscales, Seguridad Social, ayudas y subvenciones, financiación, trámites y licencias, es decir, todo lo que el emprendedor necesita tener en cuenta para poner en marcha su empresa).

El personal de la Cámara -Susana Pinedo y María Isla, en concreto- realiza los trámites estatales (Agencia Tributaria y Seguridad Social), dedicando personal para la cumplimentación y envío del Documento Único Electrónico (DUE), el arranque digital de un negocio.
El PAEatendió el pasado año a 319 emprendedores y ayudó a la creación de 198 empresas. Hasta la fecha se han atendido a 167 emprendedores y se ha ayudado a la constitución de 86 negocios.    

 

TANIA ARASTI. KELPIE, SERVICIOS CANINOS

"Busco implantar el servicio de guardería por horas"

A Tania le han gustados los perros desde la infancia y en los últimos años se ha estado formando para montar lo que hoy es una realidad:un comercio especializado en la atención de estas mascotas. Estudió auxiliar de peluquería y auxiliar de veterinaria en la Universidad de León. Realizó prácticas en Castellón. Entre unos trabajos y otros logró el dinero suficiente para formarse como adiestradora  canina, en un curso impartido por la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos, lo que le abrió las puertas para tener sus primeros contactos. «Todas las posibilidades de trabajar están fuera, en grandes ciudades, por lo que vi que emprendía por mi cuenta o tendría que salir».

Kelpie, su negocio, abrió sus puertas en Villímar el 23 de mayo. «Hicimos un estudio de mercado y me di cuenta que es una zona ubicada al lado del parque lineal del Vena, donde hay muchos perros y poca competencia». Además de peluquería y servicio de adiestramiento, Kelpie es una guardería canina de día y por horas. «La guardería es poco conocida en Burgos, pero en otros lugares la gente se va a trabajar y deja el perro al cuidado de un profesional».

Lo más complejo, en el caso de Tania, fue encontrar el local adecuado a sus necesidades. «Los trámites nos han resultado relativamente sencillos y no hemos tenido muchos problemas». Tania ha contado con el apoyo de la familia, de hecho, ha contratado a su madre como empleada para atender la tienda. «Realmente somos un negocio muy familiar».

 

MARÍA MARTÍNEZ. JADE SALUD

"No espero a mi clientela sentada, me muevo para buscarla"

Regresó a su tierra en diciembre del pasado año, después de 11 años trabajando en Irlanda como fisioterapeuta. Aquí se ha instalado por su cuenta abriendo una clínica de acupuntura, técnica sobre la que estudió y practicó durante su estancia en Dublín. «Allí me entrené  y allí está mi profesor en esta técnica», explica esta profesional de 38 años. Podía haberse dedicado a la fisioterapia pero ha comprobado que la competencia es muy fuerte en este tipo de servicios en Burgos. Por eso eligió el tratamiento chino con las agujas, complementado con terapias manuales, ejercicios y formación, que dispensa en una clínica instalada en el edificio Monasterio, en la plaza de Capitanía. «Me di de alta el 8 de enero, aunque antes estuve captando clientela para empezar a rodar».

Todos los trámites los realizó a través del Punto de Atención al Emprendedor de la Cámara de Comercio. «He comprobado que Burgos es una ciudad maravillosa para el emprendimiento y, salvo algún papel que se me ha retrasado un poco, no he encontrado ningún problema».

El encontrar un local adecuado para esta actividad fue cuestión de tiempo. Mientras tanto, estuvo trabajando a domicilio y también en empresas, servicio que mantiene y que cree que tiene futuro. «Lo importante es moverse en diferentes campos. También estoy preparándome para ofrecer charlas y llevar  mis conocimientos sobre salud a la vida diaria de las personas».

«Estoy muy contenta con la clientela que tengo. No les he esperado sentada, me he movido mucho para que me conozcan y he recibido muy buenas respuestas».

 

VERÓNICA DELGADO. LIBRERÍA BOSQUE DE LETRAS

"No tuve dificultad para encontrar un local en Gamonal, hay mucha oferta disponible"

Tras diez años trabajando en un comercio de papelería y librería, Verónica Delgado decidió montarse su negocio por su propia cuenta. Mantuvo su apuesta por el barrio de Gamonal, más en concreto por la calle Santiago, donde ya había trabajado, le conocían y donde encontró el local con suficiente tamaño para  desarrollar todas las  ideas que tenía en la cabeza. El Bosque de Letras no es una papelería convencional, apuesta por la presentación pública de libros por sus autores, las sesiones de cuenta cuentos para los niños, los talleres de manualidades, entre otras actividades. Abrió el 1 de abril y además del ámbito de la papelería también se ha especializado en libros de texto, libros infantiles y juveniles. «No temo a la competencia de internet, porque la red no facilita la cercanía que ofrecemos aquí. Nosotros recomendamos libros que hemos leído, conocemos a nuestros clientes personalmente. Sí, es una lucha grande pero la gente agradece esta cercanía y responde».

Lo más complejo al abrir un negocio, reconoce Verónica, «es manejar las incertidumbres, «el saber si lo estas haciendo bien o mal». También el papeleo, en lo que siempre se está un poco perdido. «La Cámara me asesoró fenomenal y gracias a ellos pude ir paso a paso». No tuvo dificultades para encontrar un local en Gamonal, «había oferta de sobra y me hubiera gustado más barato».