scorecardresearch

"Elevada amenaza terrorista" en el aeropuerto de Kabul

Europa Press
-

EEUU recomienda a sus ciudadanos que se alejen "de inmediato" de las inmediaciones del aeródromo y Reino Unido tilda de "volátil" la situación de seguridad en Afganistán

Los ciudadanos siguen agolpándose en las inmediaciones del aeropuerto para huir de Afganistán - Foto: Twitter @DAVID_MARTINON

Estados Unidos, Reino Unido y Australia han advertido este miércoles sobre una "elevada amenaza de ataque terrorista" en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, donde miles de personas se encuentran a la espera de ser evacuadas antes de la retirada de tropas internacionales el próximo 31 de agosto.

La Embajada estadounidense en Kabul ha recomendado a los ciudadanos estadounidenses que se encuentran en las puertas de la terminal internacional de la capital de Afganistán que se "marchen de inmediato" del lugar debido a "amenazas de seguridad fuera de las puertas", informa la cadena CNN.

Asimismo, el Ministerio de Exteriores de Reino Unido ha actualizado los avisos de viaje y ha señalado en su página web que la situación de seguridad en Afganistán es "volátil" y "existe una amenaza constante y elevada de ataque terrorista".

"No viaje al aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul", ha advertido también la cartera, para llamar a aquellos que se encuentran en las inmediaciones del mismo a "alejarse" a "un lugar seguro" hasta "recibir más consejos" o "salir de inmediato de Afganistán si pueden hacerlo de forma segura por otros medios".

El Ministerio de Exteriores británico ha indicado también que han suspendido todas sus operaciones no esenciales en su Embajada en Kabul debido a la situación, por lo que la asistencia es "extremadamente limitada" en este momento.

En un mensaje similar, el Ministerio de Exteriores de Australia ha instado a no viajar al aeropuerto de Kabul y marcharse del área por la "amenaza muy alta de ataque terrorista".

Las alertas emitidas por Washington, Londres y Canberra se producen después de que este miércoles se haya informado de un "flujo de amenazas muy específico" de la sección afgana Jorasán de la organización terrorista Estado Islámico, recoge CNN, que indica que Washington cree que el grupo, enemigo de los talibanes, busca generar caos en el lugar.

Asimismo, un alto funcionario de Reino Unido ha advertido del "riesgo elevado" de un ataque de esta filial en el aeropuerto de Kabul, mientras el secretario de Estado, Antony Blinken, ha reiterado este miércoles en rueda de prensa que las personas en la terminal se encuentran expuestas a este ataque y las tropas internacionales están operando en un "entorno hostil".

El primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, se ha hecho eco también de esta alerta, derivada de "fuentes americanas y de otros países" y que apunta a un posible atentado suicida. "Desde el principio de las operaciones, hemos visto que la situación en Kabul es muy caótica y peligrosa", ha reconocido en una comparecencia.

Varios países han interrumpido ya sus trabajos de evacuación por los riesgos de seguridad y los problemas logísticos. Sin embargo, según datos facilitados el miércoles por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, unas 10.000 personas esperaban en el aeropuerto su traslado fuera de Afganistán.

Los talibanes advirtieron esta semana de que no facilitarían la llegada al aeródromo de ningún ciudadano afgano y también exhortaron a la población a abandonar la zona, aludiendo igualmente. El grupo insurgente se ha comprometido a que, pasado el 31 de agosto, los afganos con documentación en vigor podrán abandonar el país en vuelos civiles.

 

Estado Islámico Provincia de Jorasán

Con los talibanes ya prácticamente al mando del país, la principal amenaza ahora deriva de Estado Islámico, que se hace llamar en Afganistán Estado Islámico Provincia de Jorasán. El nombre alude a una región histórica que a día de hoy se reparte entre Afganistán y Pakistán y su objetivo es compartido con otras organizaciones afines: imponer una estricto régimen bajo la sharia o ley islámica.

El grupo, surgido en enero de 2015, se nutre de una amalgama de talibanes afganos y paquistaníes. Sus doctrinas son incluso más duras con los talibanes, a los que consideran herejes y a quienes recriminaron el acuerdo de paz sellado en febrero de 2020 con el entonces Gobierno de Estados Unidos, encabezado por el Donald Trump, punto de partida del repliegue extranjero.

En los últimos años, Estado Islámico Provincia de Jorasán ha sufrido varias derrotas militares y la detención de algunos de sus principales líderes, pero ha terminado creciendo al albor del caos en que se ha visto sumido Afganistán y ha seguido perpetrando atentados, también en Kabul. Entre sus objetivos figuran desde autoridades locales y fuerzas extranjeras.