Radoncic sale del San Pablo y se va al UCAM Murcia

ANA ISABEL ANGULO
-
Radoncic sale del San Pablo y se va al UCAM Murcia

El alero montenegrino, que mañana será presentado como nuevo jugador murciano, confiesa que se marcha «muy triste» de Burgos y con la confianza de tener una nueva oportunidad en ACB

Tristeza por abandonar el San Pablo, el club donde le hubiera gustado triunfar, pero también esperanzado ante la oportunidad que le brinda el UCAM Murcia. Dino Radoncic deja el club burgalés tras cuatro meses con un rendimiento por debajo de lo esperado. «Las enormes expectativas nos han matado a todos», afirma el entrenador Diego Epifanio, que en menos de una semana ha visto como salían dos jugadores:Deon Thompson y Dino Radoncic. Solo contará con diez unidades para jugar el sábado en Andorra.
El alero montenegrino no cuajó en el San Pablo. Realizó la pretemporada al margen del equipo y le costó entrar en la dinámica de grupo. Su aportación no ha sido brillante y sus enfados han sido muy comentados en el Coliseum. El último, el pasado domingo ante el Barcelona, fue la chispa que le llevó a pedir su salida. Cedido por el Real Madrid, desde el San Pablo se ha estado a la espera de la notificación del club merengue, para hacer pública la desvinculación de Dino Radoncic.
Ayer asistió al entrenamiento matinal en el polideportivo El Plantío y después emprendió viaje a Madrid, acompañado por su padre. «Me voy triste. Yo quería ser un grande del San Pablo pero por algunas cosas no ha podido ser. Quiero agradecer al club y a la ciudad el trato que me ha dispensado estos meses. Ha sido bonito por los compañeros y la afición», declara.
El alero montenegrino ha jugado en el San Pablo en calidad de cedido por el Real Madrid. Acaba de cumplir 20 años y posee un gran talento. «Quiero dejar claro que he dado el cien por cien tanto en los entrenamientos como en los partidos. Mi sueño era triunfar y ser uno de los más queridos».
Un sueño que no ha podido conquistar en el Coliseum. Dino Radoncic ha destacado más por sus enfados que por sus números. En este sentido el jugador, que mañana será presentado en Murcia, afirma que «tengo un carácter fuerte, que me pide jugar más. Por eso cuando me sacaba fuera me daba rabia».
Reconoce su ambición por jugar y tener muchos más minutos en la pista pero rechaza ser «un chico arrogante como dicen algunos medios. Soy todo lo contrario y así lo pueden confirmar mis compañeros del San Pablo y de los otros equipos en los que he estado».
Para el entrenador del San Pablo, Diego Epifanio, el exterior de Montenegro «es un jugador con mucho talento y una gran proyección. Este es su primer año en un equipo profesional fuera del Real Madrid y le ha costado adaptarse. Le ha marcado el entorno. Considero que las expectativas nos han matado a todos». Una clarísima alusión a la vitola de campeón de la Euroliga con la que llegó a Burgos y que el jugador no ha sabido mantener ante tantos elogios y parabienes.
El alero, al que también le costó adaptarse a la posición de 3 (exterior) cuando deseaba jugar de 4 (interior), confía en «seguir progresando y mejorando en Murcia. Allí me darán la oportunidad de jugar y será a base de trabajo y compromiso».
La figura emergente del Real Madrid, flamante campeón de la Euroliga con el Real Madrid, ha cerrado su ciclo en el Coliseum. Se va agradecido al club y a la ciudad y con la confianza de obtener en Murcia lo que no ha logrado con el San Pablo.