El Picón supera los plazos y se prevé que esté en dos meses

A. del Campo
-
El Picón supera los plazos y se prevé que esté en dos meses

Las condiciones climatológicas favorecen las obras de la sede del Sonorama, que ya están al 40% con la base de saneamientos y abastecimientos terminada

Las obras en el Picón están avanzando por encima de los plazos fijados y todas las previsiones apuntan a que el espacio estará listo en dos meses. La visita de la alcaldesa de Aranda, Raquel González, a las obras sobre la parcela situada entre las calles Haza y la carretera a Valladolid, junto a la terminal de mercancías, dejó ese titular: el recinto llegará a tiempo para acoger el festival Sonorama Ribera, la gran incertidumbre que había sobre los tiempos del proyecto de ejecución. «Estamos incluso por encima de los plazos establecidos y esperamos cumplir con la fecha de finalización, con lo que quedan dos meses escasos», declaraba la directora facultativa de la obra, Sandra Gómez.

Actualmente ya se ha completado el 40 por ciento de la actuación al concluir toda la parte subterránea, es decir, las bases de saneamientos y abastecimientos, red eléctrica o red de telecomunicaciones de la explanada. El factor clave en este rápido avance ha sido el tiempo. «La climatología ha sido un factor importante y el equipo humano ha colaborado para ello. Estamos contentos con el trabajo y creemos que vamos a poder cumplir sobradamente el plazo de la primera quincena de mayo establecido», reafirmaron desde la adjudicataria del proyecto. Ahora, como señaló la alcaldesa, queda empezar a adoquinar y pavimentar la superficie. El concejal de Obras, Alfonso Sanz, recordó que la parcela no solo dará cabida al Sonorama, sino que será una zona verde abierta a actividades municipales y de diferentes asociaciones.

En representación de Art de Troya, Juan Carlos de la Fuente mostró su satisfacción con la ejecución y señaló que se realiza para cubrir «una demanda, ya no del festival, sino del público». Necesidad que hizo extensiva a otros eventos como la Fiesta de la Vendimia, los conciertos de fiestas... Para el Sonorama de este verano esperan otra vez más de 25.000 asistentes y ya trabajan para lo que consideran un reto, el adaptarse a un nuevo recinto después de 13 ó 15 años en el anterior. Por eso entrarán a trabajar en el Picón dos meses antes del festival cuando en el recinto ferial lo hacían con un mes de antelación.