scorecardresearch

Conexión Amazon

ALMUDENA SANZ
-

La delegación española del gigante norteamericano celebra una década con una charla entre su primer cliente en el país hace 26 años, el burgalés Jesús Pérez, y el autor del libro que solicitó, Hamish McRae

Jesús Pérez, en su casa de Burgos, durante la charla con el periodista británico Hamish McRae, cuyas vidas se cruzaron casualmente en el verano de 1995. - Foto: Patricia

Un día del verano de 1995, el cartero llamó a la puerta de la casa de Jesús Pérez en Villadiego para dejar un paquete. Lo hizo sorprendido porque en aquellos años no era tan habitual esa mensajería. Esa entrega guardaba el libro The world in 2020, de Hamish McRae, un volumen que había comprado a través de Amazon. Ahora no hace falta explicar nada sobre el gigante norteamericano, pero en aquellos años era un auténtico desconocido y el actual director de la Escuela de Escritores de Burgos se convirtió en el primer español en utilizar sus servicios. Se acaban de cumplir diez años de Amazon España y de esta curiosa historia ha tirado para celebrar este redondo aniversario. Ha jugado con aquel título, El mundo en 2020, para aventurar una radiografía de lo que acaecerá en el futuro en distintas áreas con colaboraciones de expertos, reunidas en la obra España en 2030, con prólogo del periodista británico y epílogo de Jesús Pérez. Una carambola del destino los unió hace 26 años y Amazon los juntó este martes en una charla telemática en la que hablaron del hoy y el mañana del comercio digital, los medios de comunicación o si se ha alcanzado o no lo que preconizaba aquel texto. 

Pérez se sitúa en aquellas jornadas estivales de los noventa. Tiene 27 años y hace dos que ha regresado de Estados Unidos tras cursar un máster de Relaciones Internacionales en el Instituto Johns Hopkins. Recuerda la decepción y frustración que sintió cuando de vuelta a su país no encontró ningún empleo. Tras más de un año en el paro y por mediación de un amigo, consiguió uno como asistente de investigación para la elaboración de un libro, El futuro de España, de Diego Hidalgo. Andaba en ello cuando en las páginas de The Economist o de The Financial Times, la memoria le baila, se topó con una obra, The World in 2020. Power, Culture and Prosperity, de Hamish McRae. Le pareció interesante para el estudio. Pero no hubo manera de hallarlo en España. 

Sabedor de la existencia de esa tienda global, vio que internet era su única alternativa. Lo pidió desde Madrid, donde vivía entonces, pero puso la dirección de Villadiego porque pasaría el verano allí. Llegó unas dos semanas más tarde. Sin complicaciones. «Me parecía que ofrecía un servicio que no existía hasta entonces. Fue una maravilla y lo sigue siendo». 

No fue consciente entonces de su carácter pionero. De ese récord se enteró años más tarde, por casualidad, mientras leía la noticia de la visita del presidente de Amazon, Jeff Bezos, a Villafrechós, el pueblo vallisoletano de sus abuelos. 

«A los periodistas los contó que una persona de un pueblo de Burgos fue la primera que había pedido un libro a Amazon desde España y los dijo que esa casualidad le hizo pensar que su idea iba a triunfar», comenta Pérez y agrega que en un reportaje posterior ya leyó el título de aquella obra. «Me quedé completamente sorprendido. Me parecía demasiada casualidad, pero me costó creerme que fuera yo». 

Aquello ocurrió en 2013. La historia quedó en el álbum familiar como una anécdota. Hasta que hace unos meses, una agencia de comunicación, Evercom, contactó con él para proponerle su participación en el décimo aniversario de Amazon España. 

El cumpleaños parafrasea el libro El mundo en 2020 para crear otro en torno a España en 2030, que abren y cierran los protagonistas de esta película y que se presentó con la citada conversación entre ambos, moderada por el responsable de Comunicación de Amazon España, Fernando Antón.

Hablaron sobre los pronósticos cumplidos que lanzó el periodista británico en aquel libro, reconoció que tardó en ver la llegada de internet y que se equivocó al pensar que China debería abrirse al mundo para jugar un papel determinante en él, y se mostró optimista sobre el futuro, pese a detectar algunas sombras. También Pérez reconoció su optimismo por naturaleza y su confianza en las nuevas generaciones, aunque expuso su preocupación por los más excluidos. 

Salió a relucir la fiabilidad del comercio digital. Pérez observó cuán fascinante lo vio su padre, comerciante en Villadiego, y confesó que 26 años después de teclear Amazon por primera vez, sigue accediendo a esta gran plataforma. 

Jeff Bezos aún no se ha puesto en contacto con el pionero español. «Ojalá que si vuelve algún día a Villafrechós podamos conocernos», desea Pérez y suelta divertido que tal vez el norteamericano ahora prefiera volar a otras latitudes.