Tailandia sigue sin conocer el ganador de las elecciones

Efe
-

El anuncio de los resultados se retrasa y la Comisión Electoral encargada del recuento alega que se debe a un proceso de transparencia antes de anunciar al vencedor, mientras los partidos Puea Thai y el Phalang Pracharat se atribuyen la victoria

Tailandia sigue sin conocer el ganador de las elecciones - Foto: PONGMANAT TASIRI

La Comisión Electoral de Tailandia volvió hoy a retrasar el anuncio de los resultados completos de las elecciones del domingo en las que el partido antijunta Puea Thai y el promilitar Phalang Pracharat se atribuyen la victoria.
Con el reparto de 350 de los 500 escaños, el Puea Thai consiguió 138 asientos, seguido del promilitar Phalang Pracharat (96), Bhumjaithai (39), el Partido Demócrata (33) y el emergente Anakot Mai (Nuevo Futuro) -con 30 escaños-, indicó el organismo en su web.
Estos escaños son los repartidos por circunscripciones, mientras que falta la adjudicación de otros 150 que saldrán de las listas de partido en los comicios, los primeros tras el golpe de Estado de 2014 contra un Gobierno del Puea Thai.
La Comisión, que ya retrasó el anuncio de los resultados ayer por la noche, culpó a los medios de comunicación de causar "confusión", ante las críticas por falta de transparencia en el proceso.
El Phalang Pracharat anunció que tiene el mandato del pueblo, al haber recibido el mayor número de votos (unos 7,5 millones frente a los 7 millones de Puea Thai, según el recuento del 92 por ciento anunciado por la Comisión el domingo).
El partido, que ha asegurado que está listo para formar Gobierno, tiene como cabeza de lista al jefe de la junta militar y primer ministro, el general golpista Prayut Chan-ocha.
El Puea Thai, principal opositor a la junta militar, se proclamó también ganador de las elecciones y afirmó que buscará formar una coalición de Gobierno junto a otros partidos en favor de la democracia.
En una conferencia de prensa retransmitida en Facebook, Sudarat Keyuraphan, la principal candidata a primera ministra del Puea Thai, dijo que su formación logró en las elecciones la mayoría de los escaños.
Esta formación, vinculada a la familia Shinawatra -clan vencedor de todos las elecciones desde 2001-, tiene la "confianza del pueblo", según la líder, que agregó que buscará "aliados" contra el bando promilitar de Prayut.
Anakot Mai, liderado por el joven empresario Thanathorn Juangroongruangkit, anunció que presentará una queja ante la Comisión Electoral para que anuncie de forma transparente los resultados y el proceso de recuento.
Además, indicó que sus condiciones para formar Gobierno son el compromiso de enmendar la Constitución, redactada por la junta militar, y someter el poder de los militares a la autoridad civil.
La Comisión podría anunciar los resultados preliminares completos en los próximos días, mientras que los finales está previsto que se conozcan el 9 de mayo.
Estas elecciones no han contado con una misión de observadores internacionales y en el caso de la Unión Europea, al no ser invitada, decidió desplegar algunos diplomáticos que realizaron una supervisión parcial para uso interno.
En un comunicado, la Fundación Open Forum for Democracy (P-Net) indicó que algunos candidatos y partidos "compraron votos durante los mítines y en la noche anterior a las elecciones en muchas áreas, especialmente en las regiones del norte, centro y noreste".
La fundación tailandesa, que desplegó observadores en 63 provincias, precisó que los comicios no fueron lo suficiente "honestos, justos e independientes" para reformar el país.
La líder del Puea Thai criticó la poca transparencia del recuento por la Comisión Electoral y afirmó que está recabando quejas por supuestas irregularidades, aunque precisó que no tratará de impugnar los resultados.
El próximo mandatario saldrá de la votación en mayo entre lo 500 parlamentarios elegidos en los sufragios junto a los 250 senadores, nombrados por la junta militar que gobierna el país desde la asonada de 2014.
Más de 65 por ciento de los 51 millones de tailandeses, menos de lo esperado, acudió a las urnas para depositar su elección, según datos de la Comisión Electoral, mientras que el número de votos nulos alcanzó los 1,9 millones.