Sin mejoras en el tren turístico hasta el nuevo concurso

B.G.R.
-

La autorización de la empresa actual acaba el 3 de noviembre, por lo que el concejal Leví Moreno descarta cualquier cambio y confía en que el futuro servicio esté licitado en esa fecha

Sin mejoras en el tren turístico hasta el nuevo concurso - Foto: Patricia González

La empresa que gestiona en la actualidad el tren turístico (Duerotren), a través de una autorización municipal de ocupación de vía pública, no realizará ninguna mejora del mismo al finalizar el permiso el 3 de noviembre, según confirma el concejal de Turismo, Leví Moreno. Una fecha para la que confía en que esté en funcionamiento el futuro servicio, ya que actualmente se está confeccionado un nuevo pliego después de que en el primer concurso, publicado hace casi un año,  la empresa que se resultó adjudicataria renunció al contrato y el segundo quedó finalmente desierto.
Las opiniones negativas de los usuarios sobre los vehículos actuales, principalmente sobre las explicaciones del recorrido, se han sucedido en la plataforma de viajes TripAdvisor, pero también a pie de calle, tal y como pudo comprobar la semana pasada este periódico, que de igual forma recogió valoraciones positivas al respecto. Moreno resta fiabilidad a los comentarios recogidos en internet, si bien reconoce que los vehículos «están viejos» y que la megafonía no es la mejor. Dos aspectos que sí se verán mejorados en el futuro servicio, pero no en el actual, según explica, dado que la empresa ha decidido por el momento no realizar cambios y concluir así la temporada.
El concejal admite que los plazos para el nuevo concurso «son muy ajustados», aunque su intención es poder licitarlo antes de que acabe el mes de septiembre  para que la adjudicataria pueda poner en marcha el servicio coincidiendo con el fin de la autorización con la que se oferta hoy en día. «Estamos realizando un nuevo estudio económico de viabilidad», avanza, al tiempo que precisa que se mantienen la mayoría de aspectos del anterior pliego como el número de vehículos; dos trenes y dos buses.
Estos tenían que contar en el primer concurso con una serie de requisitos medioambientales, algo que «se está estudiando» en estos momentos, ya que el cumplimiento de uno de ellos por falta de tiempo fue uno de los motivos que llevó a renunciar al contrato a la adjudicataria inicial. En este sentido, el concejal subraya que tanto el PP como Ciudadanos creen  que esto debe mantenerse porque sí que hay compañías interesadas, pero «yo no lo tengo tan seguro».
Lo que sí que cambiará en las  bases es lo referente a las tarifas con el fin de adaptarse a la nueva Ley de Transporte, que entró en vigor el pasado mes de julio y que establece que los precios los fije el empresario y no el Ayuntamiento, tal y como ocurrió en el primer pliego. Fue hace un año cuando salió a concurso el servicio, que en principio iba a estar en funcionamiento el pasado marzo. Los problemas se sucedieron e, incluso, peligró que el tren pudiera estar en marcha en Semana Santa. La solución, después de plantear sin éxito un procedimiento negociado, fue la autorización temporal a Duerotren.