El Open Arms sopesa entrar en un puerto sin permiso

EFE
-

Aunque el Capitán del buque asegura que será el último recurso, la tensión con los inmigrantes es cada vez más complicada

El Open Arms sopesa entrar en un puerto sin permiso - Foto: David Zorrakino/Europa Press

El buque Open Arms, que lleva a bordo a 160 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo y que se encuentra desde hace diez días frente a la isla italiana de Lampedusa a la espera de que las autoridades les permitan desembarcar, se plantea atracar sin permiso en un puerto por motivos humanitarios.
"La estabilidad emocional a bordo del Open Arms empieza a ser difícil. Nos veremos obligados a entrar a puerto por motivos humanitarios, con todas las trabas administrativas y judiciales que puede comportar", ha dicho el fundador de la ONG Open Arms, Óscar Camps.
Camps ha lanzado un mensaje de socorro, al alertar que "la situación es muy difícil de gestionar, también dentro del equipo del Open Arms. Nadie entiende por qué llevamos diez días a la deriva sin tener ninguna comunicación oficial de la administración, si tanto el barco como la tripulación son españoles".
"No tenemos miedo de que nos detengan; el miedo que tenemos es que se nos muera la gente que tenemos a bordo", ha asegurado.
El fundador y director de la ONG de Badalona (Barcelona) ha recriminado a España que no active los mecanismos para acoger a los migrantes a bordo y ha retado al Gobierno a denunciar a Italia y Malta al Tribunal Internacional de Derechos del Mar de Hamburgo por impedir el desembarco en sus puertos.
"Parece mentira que el mes de agosto un grupo de voluntarios esté haciendo esto, mientras tenemos un Gobierno marioneta que no tiene coherencia en nada de lo que hace", ha denunciado Camps, que ha afeado al ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez que "adapte las políticas al momento mediático que corresponde"

 

Evacuación urgente

El barco de rescate de la ONG Open Arms ha pedido hoy a las autoridades italianas la evacuación de tres migrantes rescatados por el navío "con diagnósticos que requieren atención médica especializada", según ha informado la organización en su cuenta de Twitter. 
"Estamos a la espera de confirmación por parte de autoridades italianas, por ser el puerto seguro más cercano" al barco, ha añadido la organización. 
El barco de la ONG rescató en la madrugada del viernes al sábado a 39 migrantes y refugiados más, por los que ya son 160 las personas que esperan a bordo su desembarco en un puerto seguro desde hace diez días, ha informado la organización. 
Las autoridades maltesas han accedido a permitir el desembarco solo de las 39 últimas personas rescatadas, algo "inadmisible" en opinión de la organización, en la medida en que no implica hacerse cargo de las 121 restantes. Esta disparidad "ha generado serios problemas de seguridad en cubierta". 
El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, ya ha advertido de que no permitirá que atraque en Italia, días después de que el Parlamento avalase un decreto que eleva hasta un millón de euros las multas para las ONG que entren en aguas italianas sin permiso de las autoridades. 
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calcula que, en lo que va de año, más de 840 personas han perdido la vida en el Mediterráneo, entre ellas unas 576 que intentaban alcanzar las costas de Italia o Malta.