La Junta mantiene limitaciones de aforo del 50 y el 80%

SPC
-

La regulación que entrará en vigor mañana, tras la caída de estado de alarma, será revisada cada semana en función de la incidencia de la covid-19 y se podrían modificar las medidas

La Junta mantiene limitaciones de aforo del 50 y el 80%

La Junta de Castilla y León presentó ayer su plan para afrontar la etapa denominada ‘nueva normalidad’ y que entrará en vigor tras la finalización del estado de alarma, en la medianoche entre hoy y mañana domingo. La regulación autonómica mantiene limitaciones de entre el 50 y el 80 por ciento del aforo para la gran mayoría de actividades -hostelería, turismo, comercio, teatros, mercadillos, cines, auditorios o velatorios, entre otros-, salvo para algunas como las discotecas, donde se limitará a un tercio de la capacidad.
La Junta celebró ayer un Consejo de Gobierno extraordinario para la aprobación de el ‘plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 tras la expiración de la vigencia del estado de alarma’, documento que posteriormente fue dado a conocer por el vicepresidente y portavoz del Gobierno autonómico, Francisco Igea.
El documento, que se publica hoy en el Boletín Oficial de la Comunidad, recoge las medidas para esta nueva fase de la desescalada en la que la Junta mantiene «la política de prudencia» con la que considera que ha actuado durante todo el periodo de estado de alarma y para su detalle, apuntó Igea, han tomado como referencia las normas que han adoptado comunidades cercanas o similares, como Galicia, Cantabria o Madrid.
En cualquier caso, el vicepresidente apuntó que este acuerdo, que ya se trasladó a la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), será sometido a revisión cada semana y se reevaluará de acuerdo con la incidencia de la enfermedad día a día, de tal modo que se podrían cambiar algunas de las medidas «en el momento que sea preciso».
Francisco Igea consideró que era «para celebrar»la regulaciónde la ‘nueva normalidad’  en la Comunidad ya que supone comunicar a los ciudadanos que su esfuerzo durante los últimos meses «ha merecido la pena», pues ha contribuido a que en estos momentos la lo que ha contribuido a que ahora la incidencia acumulada de la covid-19 en Castilla y León mantenga una «muy buena evolución» y sea más baja que en otras autonomías a la que superábamos en etapas anteriores de la pandemia, según informa Europa Press. Estas «cifras razonables» permiten recuperar el grueso de la actividad y la vida diaria y poder «disfrutar de un verano de descanso» que, eso sí, «será distinto».
Como regla general se establece para toda la ciudadanía la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros y el uso obligatorio de mascarilla cuando no se pueda garantizar esa separación.
Aparte de las fiestas patronales y eventos con grandes aglomeraciones en los que no se pueda evitar la distancia de seguridad, sobre los cuales la Junta de Castilla y León recomienda que no se celebren en caso alguno en lo que resta de año, la gran mayoría de actividades quedan afectadas por unas medidas que restringen a entre el 50 y el 80 por ciento de su aforo.
Hacer nación

Por otro lado, el vicepresidente y portavoz consideró que los agradecimientos entre comunidades por las ayudas prestadas durante la fase más dura de la pandemia de la covid-19 contribuyen a «hacer nación».
Tras ser preguntado por los agradecimientos y reconocimientos entre provincias o entre comunidades, como el que recientemente han tenido el Ayuntamiento de Soria y el Gobierno Vasco, Francisco Igea manifestó que «me alegra que nos reconozcamos como una nación», eso sí matizó que le gustaría también que se reconociera a las personas que «han echado muchas horas de sacrificio durante muchos días» en los últimos meses de situación de emergencia sanitaria.
«Todos los agradecimientos están bien, se ha demostrado mucha solidaridad entre todos los territorios, en nuestro caso con Galicia, Asturias, La Rioja...», explicó Igea, que recordó que Castilla y León «en la medida de lo posible» ofreció ayuda, si bien reconoció que en la Comunidad había «muchas más necesidades que posibilidades».
En cualquier caso, incidió en mostrar un reconocimiento expreso hacia las personas que han trabajado «duramente» en la lucha contra la pandemia.