scorecardresearch

El comercio del centro rechaza quitar los objetos exteriores

B.G.R.
-

La asociación de empresarios remitirá un escrito de alegaciones al Ayuntamiento de Burgos pidiendo que se conserven y mostrando su malestar

La medida también afecta a elementos publicitarios de la hostelería. - Foto: Valdivielso

El Ayuntamiento se reunió la semana pasada con representantes de la hostelería y del comercio para transmitirles el obligado cumplimiento de dos ordenanzas que prohiben la instalación de elementos exteriores, ya sea publicitarios o decorativos, a las puertas de sus locales. La Asociación Centro Burgos, que agrupa a los empresarios de este último sector del casco histórico y la zona sur, se muestra en desacuerdo con dicha medida, sobre todo cuando se trata de elementos ornamentales que «solo buscan embellecer las calles» y entre los que cita sillas o macetas.

Su presidente, Raúl Martínez, no entiende que se aplique ahora una normativa de carácter estatal, que prohibe la colocación de objetos a dos metros de las fachadas, que «tiene numerosas puntualizaciones que dejan capacidad de actuación a las administraciones locales». En este sentido, avanza que la agrupación remitirá un escrito de alegaciones al Ayuntamiento en el que expondrán su «descontento», dado que considera que «se trata de un agravio comparativo» con otros sectores, además de que se pregunta si el propio Ayuntamiento cumple con la norma «cuando se colocan jardineras en calles estrechas o mupis publicitarios». 

El malestar en el sector es mayor teniendo en cuenta que su campaña de Navidad se encuentra a la vuelta de la esquina. Desde hace tiempo y dentro de esta iniciativa, los comercios asociados colocan árboles y distinta decoración en sus accesos. «Continuaremos adelante con la campaña», señala Martínez, quien asegura que la Concejalía les ha dado de margen para retirarlos hasta enero. En cualquier caso, reitera que esta decisión «va en contra» de la idea que siempre han planteado los responsables municipales y los comerciantes de convertir Burgos en ciudad de las compras. «Llevamos diez años intentando avanzar y convencer a los empresarios de lo importante que es la decoración de sus entradas y escaparates», precisa.

Nota informativa. Por su parte, la Federación Provincial de Hostelería enviará una nota informativa a sus asociados para que retiren en su caso elementos ornamentales o publicitarios, como los carteles de los menús, ya que incumplen la normativa de veladores municipal. La intención de la Concejalía de Comercio, tal y como explicó su responsable, Rosa Niño, pasa por cumplir con las ordenanzas para facilitar el tránsito de los peatones. La concejala aseguró que habrá excepciones al respecto cuando se celebre, por ejemplo, una ruta de tapas o las ferias de excedentes del comercio, como son los casos de Burgostock, de los empresarios del casco histórico y la zona sur, y Gangamanía, promovida por la Asociación Zona G de Gamonal.