scorecardresearch

«Abusivos» servicios mínimos en la huelga de ambulancias

L.M.
-

Cerca de 300 profesionales del transporte sanitario en Burgos están convocados este viernes, pero apenas 20 podrán acogerse por los márgenes impuestos

Los trabajadores reclaman un alza salarial que no llega desde el pasado 2012. - Foto: Luis López Araico

El sindicato CCOO denunció ayer los «abusivos» servicios mínimos que se han decretado para la huelga de mañana viernes en el sector del transporte sanitario de la región, convocado junto a UGT y CSIF y a la que se ha sumado USAE. En el conjunto de Castilla y León son alrededor de 1.900 los profesionales llamados a no trabajar, de los cuales cerca de 300 operan desde Burgos.De todos estos, unos 80 corresponden a los servicios de Emergencias 112, para los que se ha decretado un servicio mínimo del 100% o incluso más para prever posibles bajas.

Sin embargo, el conflicto llega entre los 220 empleados restantes, englobados en el transporte sanitario ‘convencional’, y para los que se ha impuesto un margen del 90%.Desde los sindicatos tacharon ayer de «abusivo» ese porcentaje y anunciaron que lo llevarán a la Inspección de Trabajo.No obstante, y ante la proximidad de la huelga, no esperan que su recurso pueda tener efecto, por lo que serán apenas 22 profesionales a lo largo y ancho de la provincia de Burgos los que podrán acogerse a este derecho, recogido en la Constitución. Marcos Citores, secretario provincial de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, aseguró que existe una «sobredimensión» de estos servicios mínimos.En anteriores convocatorias de paro ya se judicializaron al ser considerados también muy altos.

El conflicto tiene su origen en la negociación del convenio colectivo del sector del transporte sanitario y el «bloqueo» que a juicio de las organizaciones sindicales existe actualmente por parte de la Asociación Regional de Empresarios de Ambulancias de Castilla y León (Aleca). «La gente está ya muy cansada, después de todo el trabajo que llevan acumulado desde el inicio de la crisis de la covid-19 y los bajos salarios que mantienen ahora se suma las malas expectativas dentro de la negociación», reivindicó Citores, que recuerda que el colectivo no ha recibido ninguna paga extra por su labor durante los primeros meses de pandemia (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves o aquí)