scorecardresearch

Ofrecen 2,7 millones por una parcela vacía de Plaza Vega

J.M.
-

El Juzgado de lo Mercantil concedió 10 días de plazo para superar la oferta pero no se recibieron nuevas propuestas. Se analiza la viabilidad ya que sorprende el pequeño capital social de la interesada

La zona del solar por la que se ha realizado una oferta, la más apartada del río, es la que presenta un aspecto más descuidado. - Foto: Patricia

Las próximas semanas serán decisivas para conocer si el desdichado solar de la esquina de la Plaza Vega, sumido en el más absoluto de los abandonos desde hace más de una década, tiene alguna posibilidad de desarrollarse en el corto o en el medio plazo. Las últimas novedades al respecto vienen por la oferta que una desconocida empresa, El Camino del Rey S.L., ha presentado para quedarse con la parcela que en su día fue propiedad de Promociones Plazabur (Aragón Izquierdo) y por la que se compromete a pagar algo más de 2,7 millones de euros. A finales del año pasado, el Juzgado de lo Mercantil Número 1 hizo público un edicto en el que se informaba de la presentación de esta oferta y daba un plazo de 10 días a potenciales interesados para que la superaran. Nadie pujó por los terrenos y la parcela se ha adjudicado. Eso sí, sin que aún se haya concretado la operación.

Sucede que al revisar la oferta de esta empresa para tratar de concretar la compraventa se ha podido ver que aparece en el registro mercantil que se constituyó en el año 2005 y que cuenta con un capital social de apenas 3.000 euros. Es decir, se analiza en este momento cómo es compatible esta realidad con el hecho de que se haya ofertado pagar 2,7 millones.

La prudencia es total ya que hay muy pocas noticias sobre esta empresa. Las fuentes consultadas por este periódico afirman que en las próximas semanas se debería conocer si la operación fructifica o se queda en agua de borrajas.

La importancia de esta operación radica en que la entrada en concurso de Promociones Plazabur complicó el desarrollo urbanístico del esquinazo de la Plaza Vega. Y aunque han sido varios los amagos que se han realizado en los últimos años para adquirir los terrenos, la realidad ha sido tozuda y los intentos se han quedado en la nada.

Esa es la principal novedad en lo que respecta a la parte del solar más próxima a la calle Madrid. Pero es que las cosas no están siendo tampoco sencillas en lo terrenos más cercanos a la calle Valladolid.Las próximas semanas también se antojan importantes ya que se espera que en breve exista un pronunciamiento de los tribunales sobre el importe a pagar de la expropiación a uno de los propietarios que no quiso participar de la unificación de esa parcela.

Cabe recordar que el Ayuntamiento ya inició un proceso de expropiación después de la negativa de uno de los dueños a promover el solar con el resto. La Comisión Territorial de Valoración fijó un precio pero el resto de los propietarios entendían que era demasiado elevado y decidieron acudir a la justicia.

Llegados a este punto, los tribunales deberán de decir si la cantidad fijada era correcta o si la eleva o rebaja. Si se dan alguno de los dos primeros supuestos la situación del solar se complicará ya que, según las fuentes consultadas, los dueños que habían expresado su intención de desarrollar el solar podrían cerrarse en banda. Entre otras cosas, porque alguno de ellos podría pensar que es mejor no mover un dedo y esperar a cobrar con el precio que ya se ha fijado.

Otra de las complicaciones que tiene ese esquinazo parte del hecho de que se antoja complicado el desarrollo de toda la manzana si no se realiza de manera unitaria. Más que nada, porque se entiende que existen complicaciones técnicas para solucionar el acceso a un garaje subterráneo.

En el Ayuntamiento, por su parte, están a la espera de cómo se desarrollan los acontecimientos. Si finalmente se hace realidad la venta de la parcela más próxima a la calle Madrid, la Administración municipal encontraría la posibilidad de requerir a los nuevos propietarios para que desarrollen el suelo.

La vía de los hechos ha venido a demostrar que con la Plaza Vega no se puede dar nada por cierto.