Cs exige que fichen funcionarios, el alcalde y Peña

S.F.L.
-

El partido quiere que se instale cuanto antes una máquina para que se controle las entradas y salidas de la plantilla y los concejales con sueldo.Morales afirma que estará antes de fin de año

Los miembros de la oposición del Consistorio briviescano, PP y Cs, formularon un número considerable de peticiones. - Foto: S.F.L.

El punto de ruegos y preguntas del orden del día del pleno celebrado ayer en Briviesca fue sin duda el que más contenido dio a la sesión. La representante de Ciudadanos del Ayuntamiento de Briviesca, María Guimarey, exigió la instalación de una máquina para tener control sobre el horario laboral de los funcionarios, del alcalde y, sobre todo, del concejal de Hacienda liberado, Marcos Peña, que dispone de un sueldo mensual de 1.350 euros brutos al mes. El Gobierno de Pedro Sánchez modificó el Estatuto de los Trabajadores y así facilitó a reconocer el derecho de saber la duración real de cada jornada, además como el horario y distribución. Esto se resume a fichar a la entrada y la salida del puesto de trabajo, tal y como se hacía tradicionalmente.
Según la portavoz del partido naranja, Peña pasa «mucho tiempo por la calle y nos gustaría conocer cuanto tiempo dedica a sus labores municipales y cuantas horas pasa en el Ayuntamiento». Ante tales declaraciones, el primer teniente de alcalde se mantuvo callado sin dar ningún tipo de explicación. Para zanjar el tema, el alcalde, Álvaro Morales, afirmó que se trata de «una medida obligatoria y antes de que termine el año la máquina estará instalada» en las dependencias. Además, aclaró posteriormente a DB que él será el primero en fichar a diario y su socio de gobierno, Marcos Peña, el segundo.
Otra de las peticiones que Guimarey formuló directamente al edil liberado es que se tienen que tomar medidas con los robos que se llevan produciendo en los últimos años en las dependencias municipales donde se guarda el material de jardinería.Sugirió instalar videovigilancia. «Es un sumidero de dinero continuo, se tira como escombro», manifestó la política. El alcalde dijo que se estudiará la idea. También sugirió a Peña que él mismo se encargara de realizar un inventario de todas las herramientas de las que dispone el Consistorio para que de esta forma se tenga un control de ello y no se gaste dinero sin necesidad «comprando material nuevo sin antes comprobar que hay». Al igual que en la anterior petición, el edil no realizó ninguna declaración al respecto.
Ante la propuesta de rebautizar el Campo Municipal de Fútbol como Campo Municipal Diego Dávila, el portavoz de la oposición del PP, Arturo Pascual, planteó que esta solicitud se aprobase cumpliendo un reglamento general de honores y distinciones para que sea más justo para el homenajeado y para todos los ciudadanos. Intentaron dejar dicho punto fuera del orden del día y trabajar en un reglamento que podría estar aprobado en el pleno de septiembre y así después abordar este asunto. 
El regidor escuchó la propuesta y explicó que al no tratarse de una moción sino de una petición no se eliminaría el punto. «Esto se había hablado en la junta de portavoces y todos los miembros de la oposición estaban de acuerdo», recalcó. En el apartado de ruegos y preguntas, Pascual recriminó al equipo de gobierno que no se realizan comisiones y no se les da ningún tipo de información de los asuntos. «Llevamos un mes y medio de legislatura y únicamente ha habido una comisión de Hacienda, es una vergüenza», puntualizó el popular, que además añadió que de muchos temas del Ayuntamiento se enteran por los medios de comunicación. «A la oposición hay que informarla, no sois 12 contra 1, sino 7 contra 6», sentenció. 
Morales respondió que eso no es cierto, que los concejales de la oposición están perfectamente informados de todo y para evitar más polémica sugirió a los ediles acceder a la realización de reuniones informativas mensuales.