Retiran 4 toneladas de madera de los nidos de la iglesia del barrio San Pedro

C.M. / Burgos
-

Las cigüeñas llenaron el tejado y la espadaña de diferentes objetos y materiales, cuyo peso había dañado la viga principal de la cubierta

En la limpieza de la fachada se han empleado diferentes métodos y ahora luce más blanca. - Foto: Luis López Araico

Dos meses y medio de obras han servido para devolver todo su esplendor a la iglesia del barrio de San Pedro de la Fuente. La inspección técnica de construcciones (ITC) que tuvo que pasar el inmueble al igual que centenares de edificios en la ciudad fue desfavorable y obligó a acometer una ambiciosa restauración, que ha tenido que ampliarse respecto a las previsiones iniciales para realizar un refuerzo en la viga principal de la cubierta porque estaba dañada como consecuencia del peso de los nidos de la cigüeñas.
Y es que empresa que se ha encargado de la actuación, Nueve Restaura S.L., ha sacado del templo un total de 4.700 kilos (más de 4 toneladas) de madera que las aves habían traído para construir los cuatro nidos que había colocados sobre el tejado y la parte trasera de la espadaña. A ello se suma el peso que tienen las propias cigüeñas, entre 2,3 y 4,5 kilos, lo que ha terminado por provocar daños en el templo.
También se han retirado algunos objetos que las cigüeñas traen sus picos como paraguas, una cazadora vaquera, trapos o estropajos, entre otros. De este modo, ha sido necesario realizar un refuerzo estructural en la viga principal de la cubierta, que no estaba contemplado en el proyecto, porque el peso la estaba dañando y se estaban produciendo goteras en el interior. La solución al problema ha sido llevada a cabo por técnicos de la empresa Global Madera durante las obras de restauración.

Solo tendrá un nido

Los cuatro nidos de cigüeñas se retiraron durante las obras, tras obtener la correspondiente autorización de la sección de Espacio Naturales de la Junta de Castilla y León, y al término de los trabajos se ha instalado una plataforma metálica para un solo nido, cuya cigüeña ya está ubicada, para evitar futuros daños al templo.
Las otras tres aves han hecho nuevos nidos en un cedro del Paseo de la Isla, en otro de la calle Fernán González y en el tejado de el hotel Abba.
Además de restaurar la espadaña y protegerla con molduras con chapas de zinc, durante las obras también se han afianzado los pináculos con varillas rascadas de acero inoxidable y resinas epoxídicas, se han estabilizado algunas piedras de cantería y reconstruido las cornisas cuyos trozos se habían desprendido.
Los técnicos han realizado una limpieza completa de la fachada con diferentes métodos como agua atomizada o proyección de partículas de silicato de aluminio, consolidado, que dan al templo un aspecto más luminoso. Además, se han saneado las juntas y eliminado las plantas y las malas hierbas con productos biocidas que afeaban diferentes partes de la fachada.
Las obras de restauración se iniciaron en enero después de la ITCdesfavorable y en base a un proyecto elaborado por el estudio de arquitectura Blas Barbero Briones. En un principio iban a durar mes y medio pero finalmente se han alargado más. Tras la retirada del complejo andamiaje que ha lucido en los últimos meses el resultado ha gustado a todos.
La iglesia de San Pedro de la Fuente fue construida en el siglo XIII, pero en 1813 fue destruida por las tropas francesas y en 1823 se levantó una nueva de estilo neoclásico aunque el altar es de estilo barroco. La planta es de cruz latina y en la nave derecha hay un pequeño coro de madera. El retablo mayor muestra una estatua de San Pedro y a sus lado están San Andrés y San Pablo.