Sacyl pide un fondo de innovación para tratar el cáncer

Ical
-
Hospital Clínico de Salamanca. - Foto: Lukasz Michalak (Ical)

Sáez Aguado formaliza la solicitud para que Salamanca entre en el "exclusivo grupo" de hospitales con tratamientos inmunológicos CAR-T

Un fondo de innovación que permita la búsqueda de nuevas soluciones y la eficiencia para el sistema sanitario, que garantice los avances tecnológicos, farmacológicos y terapéuticos y la supervivencia de un modelo que tras 30 años, desde que se construyeron los pilares del Sistema Nacional de Salud, pide subirse al tren de un sector en constante innovación y evolución tecnológica. Esta es la petición que hace el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, al Ministerio de ramo para sufragar tratamientos que deben ponerse al servicio de los pacientes pese a sus elevados costes, algunos de los cuales rondan ya los 500.000 euros.

Lo ve como un paso “imprescindible” para salvaguardar la financiación de una sanidad que dé respuesta a las nuevas necesidades del paciente, muchas de ellas de alta complejidad, y que avale, sin trabas, la llegada de nuevos fármacos y nuevos tratamientos. El debate no es nuevo y se abreante la configuración de la Red Española de Terapias Avanzadas CAR-T, un entramado al que se incorporará un “exclusivo grupo” de unos diez hospitales de España, entre los que podría estar el Hospital Clínico Universitario de Salamanca. Su misión: aplicar este tipo de inmunoterapia que consiste en extraer linfocitos del paciente, modificarlos y administrarlos para combatir las células tumorales, así como fabricar estos medicamentos, algo que hasta ahora se limita en España a la industria farmacéutica

De momento, la terapia está aprobada para tratar a algunos pacientes con leucemia linfoblástica aguda de células B y con linfoma B difuso de célula grande, pero abre una “puerta al futuro”, ya que la elaboración de este tipo de medicamentos irá a más en un horizonte cercano. “Y para ello será necesaria financiación”, para avanzar y garantizar que la red llegue a todos aquellos pacientes susceptibles de este tratamiento -se estima que de momento unos 400 en toda España-, que se administrará en los hospitales de referencia que están por definir.

Salamanca, baza de Castilla y León

En esta carrera por la innovación, Castilla y León jugará la baza del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, por ser el único que “cumple con los exigentes requisitos” para optar a entrar en la Red Española de Terapias Avanzadas CAR-T, no en vano es referencia para toda la Comunidad en el trasplante de médula ósea alogénico no emparentado y en el trasplante de médula ósea alogénico infantil.

El consejero ya ha firmado la carta que llegará esta misma semana al Ministerio de Sanidad, en la que solicita de manera formal que el hospital forme parte de la red. En la misiva incide que en la selección primero se tengan en cuenta los criterios técnicos y después los de territorialidad, de modo que no se focalice la prestación en Madrid y Cataluña. “No podemos perder este tren. Por primera vez, los centros públicos van a competir con la industria farmacéutica. Es un paso muy importante, por lo que implica en innovación y competitividad”. Una vez que el Ministerio reciba esta misma semana las solicitudes de las autonomías, el grupo de expertos nacional decidirá los centros que cumplen los criterios y los que entran en la red. “Todos queremos estar, pero no puede ser café para todos; tienen que ser unos pocos los elegidos para cumplir con la excelencia”, sentenció el consejero de Sanidad a Ical.