scorecardresearch

El polígono Burgos Este se queda sin ayuda municipal anual

G. ARCE
-

El concejal de Industria, Vicente Marañón, ha argumentado a los empresarios que los 8.500 euros no se pueden destinar a promocionar la sostenibilidad y regeneración de esta zona industrial

El polígono Burgos Este desde el aire. En primer plano, la fábrica de Cerámicas Gala. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

"Sorpresa" y "estupefacción" ha causado entre los empresarios de la Asociación del Polígono Industrial Burgos Este la decisión del Ayuntamiento de Burgos de no renovar la ayuda anual de 8.500 euros que percibía este colectivo. El argumento esgrimido por el concejal de Industria, Vicente Marañón, es que este dinero no se puede destinar a la promoción del polígono desde el ámbito de la sostenibilidad y regeneración medioambiental.

El fin de esta ayuda ha motivado el envío de una carta a Marañón por parte del presidente de la Asociación, Fernando de Santiago, en la que manifiesta no comprender los motivos de esta negativa, que paraliza las campañas de sensibilización que estaban promoviendo en esta zona industrial, que reúne a cerca de 1.200 empresas con 18.000 trabajadores en plantilla.

Estas campañas se centraron en la elaboración y difusión en las redes sociales de una serie de vídeos bajo el título ‘Este es tu sitio, cuídalo’. El argumento de los diferentes trabajos se centró en el consumo responsable del agua, el reciclaje de las basuras, el cuidado de los espacios verdes, la movilidad sostenible o el polígono como zona de paso del Camino de Santiago y sus peregrinos.

"Desde la Asociación de Empresarios Burgos Este -explica la misiva- consideramos absolutamente necesario enfocar toda la promoción de un área industrial degradada y obsoleta, como la que nos ocupa, hacia su regeneración y paso hacia un polígono saludable, y lograr desterrar la etiqueta de los antiguos polígonos industriales que, como es el caso, suelen identificarse como zonas urbanas deshumanizadas y abandonadas". 

La negativa a apoyar este tipo de campañas -argumentan los empresarios- contrasta con la apuesta decidida por parte el Ayuntamiento de Burgos y la patronal FAE, en la que está integrada Burgos Este, por los Objetivo de Desarrollo Sostenible, a través de su adhesión al Pacto Mundial.

"Desidia". "Desde Burgos Este estamos comprometidos con el objetivo de rehabilitar nuestro polígono industrial e integrarlo de nuevo en la ciudad con todo su potencial, orientándolo hacia un nuevo enfoque en el que todos salgamos ganando: empresarios, trabajadores, ciudadanos y administraciones".

"No comprendemos -explica Fernando de Santiago- por qué en momentos como el actual, en el que la innovación, la globalización y la sostenibilidad presentan a Burgos unos desafíos tan exigentes, y en el que nuestra Asociación está luchando por terminar con la idea de polígono industrial como espacio urbano segregado, el Ayuntamiento muestra la misma desidia de siempre frente, a los también mismos problemas de siempre: la falta de regeneración y mantenimiento de este espacio industrial".

La Asociación ha sido muy crítico con la gestión de las basuras en este espacio urbano, así como con el cuidado de sus calles y la escasa inversión que se reserva cada año para la mejora y modernización de sus calles.