Blanco refrenda la actuación de la Junta en las residencias

SPC
-

El PSOE acusa a la consejera de Familia de «echar balones fuera» y recuerda que CyLes la única con más fallecidos en residencias que en los hospitales

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, durante una de sus intervenciones en las Cortes. - Foto: Pool/Efe

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, refrendó ayer la actuación de la Junta de Castilla y León en las residencias de personas mayores durante la crisis del coronavirus y fue tajante al asegurar que lo volvería a hacer «una y mil veces más».
De este modo respondió la consejera a las críticas de la procuradora socialista Nuria Rubio que reprochó a Blanco que no se hubiera opuesto a las medidas de no trasladar a los residentes mayores a los hospitales lo que ha situado a Castilla y León como «la única» comunidad en la que los fallecidos en residencias superan a los fallecidos en hospitales.
Isabel Blanco defendió la apuesta de la Junta por medicalizar las residencias de mayores como recomendó, según recordó, el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, y aseguró que la actuación siempre se ha guiado por criterios médicos que son los que decidieron la hospitalización de los mayores. La consejera cifró en 4.159 los residentes trasladados a centros hospitalarios a lo largo de la pandemia, y concretamente 741 en el «pico más alto».
Nuria Rubio preguntó a la responsable de Familia e Igualdad de Oportunidades si comparte, como defendió el consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, que la orden de no trasladar a los mayores de las residencias a hospitales durante la crisis sanitaria del coronavirus es ilegal a lo que Blanco respondió que la Junta no opina, sino que «actúa y trabaja muy duro» para adaptarse a las circunstancias en cada momento pensando «siempre» en las personas mayores».
Sin embargo, la procuradora socialista reprochó a Blanco que no haya actuado como el consejero de la Comunidad de Madrid y criticó que haya preferido «mirar hacia otro lado» y «echar balones fuera».
«La verdad es imparable y tarde o temprano todo saldrá a la luz, y su gestión en esta crisis quedará al descubierto», sentenció Rubio a la que la consejera recordó que esa verdad ya salió cuando la UME desmintió las afirmaciones de cadáveres conviviendo con residentes que realizó la ministra de Defensa, Margarita Robles.
Guarderías.

En otra de las preguntas de control al Gobierno, la consejera de Familia consideró que «no es tan imposible» atender a los criterios para la reapertura de las guarderías privadas con el fin de favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral, después de que la procuradora socialista, Judith Villar estimara que a la Junta «le ha pillado el toro» con un protocolo para el programa ‘Crecemos’ que resulta «inviable» para los centros.
A la pregunta sobre las medidas para garantizar la seguridad y funcionamiento de las escuelas privadas de educación de 0 a 3 años, Blanco recordó que Familia «no es competente en Sanidad» e insistió en que la guía se ha elaborado siguiendo las recomendaciones de Salud Pública. De la misma forma, insistió en que no es la Junta la que obliga a la apertura de las escuelas infantiles, sino que es el Gobierno quien establece en la fase en la que podían volver a la actividad.