scorecardresearch

Abocan a la ruina total al templo de Valdearnedo

S.F.L.
-

La Diócesis no invertirá en el sexto monumento burebano en la Lista Roja de Hispania Nostra

Interior del monumento burebano, en evidente estado de deterioro. - Foto: hispanianostra.org

La Diócesis, titular de la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora del abandonado pueblo de Valdearnedo, no se plantea invertir en la rehabilitación del deteriorado inmueble burebano construido a mediados del siglo XII. El templo se ha incluido dentro de la Lista Roja de Patrimonio de la Asociación Hispania Nostra y con este son ya seis los monumentos de la comarca que forman parte del catálogo.

La historia de la iglesia se desconoce casi por completo. De estilo románico, sus fábricas, arcos y puertas cegados y uniones en los muros muestran que sufrió algunas modificaciones y añadidos posteriores a su levantamiento. La formación del pueblo de Valdearnedo, que quedó totalmente despoblado en 1983, data de una época más o menos contemporánea al templo. 

«No se han encontrado rastros de asentamientos de etapas anteriores», declara Agustín Gutiérrez, alcalde del municipio de Carcedo de Bureba, al que pertenece la solitaria localidad. «Este periodo estuvo marcado por la repoblación y fruto del asentamiento, nació la edificación», aclara. 

Las zarzas deboran el exterior de la iglesia de Valdearnedo.Las zarzas deboran el exterior de la iglesia de Valdearnedo. - Foto: Guillermo Gutiérrez Porres

La iglesia ruinosa de Valdearnedo, uno más de los pueblos del silencio de la provincia ubicado en el valle de las Navas, posee un encanto distinguido incluso en su estado actual formado por un sobrio románico. Debido a su aislamiento, los dueños de lo ajeno han actuado a sus anchas llevándose los elementos de más fácil alcance. La desaparición de las columnas y los sillares de las esquinas, han acelerado el deterioro que actualmente presenta. 

Su estado de conservación resulta «lamentable», afirma Gutiérrez. «Los ladrones derribaron los muros para apoderarse de múltiples piezas, el tejado se encuentra agujereado y el interior, con las tumbas profanadas, está totalmente derrumbado. Además, las zarzas se han apoderado de sus muros convirtiendo la iglesia en un edificio imposible de restaurar», añade. La pila bautismal románica se consiguió salvar de los saqueos y hoy en día se custodia en el monasterio de las Clarisas de Castil de Lences. El retablo se trasladó al Museo del Retablo de Burgos. Llaman la atención los tirantes de acero qcolocados en los años 60 para evitar que la estructura se viniera abajo. 

Desde que la última familia que residía en Valdearnedo decidió marcharse, hace ya 37 años, el pueblo quedó en el olvido.  El éxodo rural, debido a la falta de oportunidades para trabajar en la agricultura, provocó que la mayoría de las casas se derribaran. A partir de ese momento, el templó dejó de rendir culto y su estado fue empeorando tras el paso de los años. 

El delegado diocesano de Patrimonio, Juan Álvarez Quevedo, declara que pese a que el inmueble se encuentre en total ruina, se sigue «considerando propiedad inmemorial de la parroquia y continúa matriculada» como iglesia de la Natividad de Nuestra Señora. Según Álvarez Quevedo, «el templo se encuentra inaccesible desde hace cuatro décadas».
Se construyó en muros de piedra con una sola nave. No se prevé ni a corto ni a largo plazo llevar a cabo ninguna actuación de reforma y nunca nadie ha solicitado su ejecución.

Riesgo de desaparición: Seis edificaciones de La Bureba forman parte de la Lista Roja de Patrimonio de Hispania Nostra. 

TAMAYO. Iglesia de San Miguel, entró en la lista en el verano de 2018.
VILEÑA. Monasterio de Santa María la Real, desde 2019.
BRIVIESCA. Uno de los claustros de Santa Clara, forma parte del catálogo desde septiembre de 2019. 
CARRIAS. Iglesia de San Saturnino y Ermita de Nuestra Señora, en diciembre de 2019.  
VALDEARNEDO. Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, incluida el 3 de enero de este año.