PP y Cs sellan el pacto para un Gobierno de «estabilidad»

SPC
-

Fernández Mañueco y Francisco Igea firman un acuerdo «lógico» que permitirá a la Junta tener «un estilo propio» de acuerdo, diálogo y negociación en la Comunidad a lo largo de toda la legislatura

Fernández Mañueco (PP) y Francisco Igea (Cs) se funden en un abrazo tras la firme del acuerdo final - Foto: Wellington Dos Santos Pereira (Ical)

El presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, y el portavoz y candidato de Cs, Francisco Igea, sellaron un pacto de gobierno «lógico» para la legislatura que inicia que tendrá «una filosofía y un estilo propio» y que dará «estabilidad institucional y política» a Castilla y León.
Ambos dirigentes lo pusieron de manifiesto tras estampar su firma en un acto convocado en las Cortes al que asistieron los procuradores de ambas formaciones, además de otros dirigentes políticos autonómicos y nacionales, entre los que estaban el secretario de Acción Institucional de Cs, José María Espejo, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el vicesecretario popular de Organización, Javier Maroto.
Francisco Igea, que se convertirá en vicepresidente y portavoz de la Junta tras la investidura, subrayó durante su intervención que «por fin» la formación naranja entrará en el Gobierno de Castilla y León después de cuatro semanas de «difícil» negociación y aprovechó para recordar una cita de Winston Churchill: «esto no es el final, no es ni siquiera el principio del final. Puede ser más bien el final del principio».
Igea dejó claro que habrá «un gobierno unido, conjunto» con un solo presidente y un solo portavoz, aunque reconoció que el proceso ha sido «duro y con un intenso diálogo». El candidato de Cs auguró que cuando las cosas son más difíciles y cuesta más esfuerzo conseguirlas «se crean mejores lazos», lo que permitirá que el próximo equipo de gobierno trabaje «unido» hasta el final del mandato. 

Legislatura «difícil»

El dirigente naranja explicó que será una legislatura «difícil», tal como ya ha anunciado la oposición socialista, pero respondió que la «actitud» del nuevo Gobierno autonómico será la de «hacer propuestas, responder con la mejor sonrisa, las mejores intenciones y mano abierta y tendida buscando» acuerdos porque los ciudadanos están cansado «de exabruptos y descalificaciones personales».
Por su parte, el que será el próximo presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), calificó de «lógico, más que histórico» este acuerdo entre ambas formaciones por la «conjunción» de Partido Popular y Ciudadanos «en lo ideológico y lo programático» a lo que apuntó que no sólo se han acordado un centenar de propuestas y la estructura del Gobierno, sino que se ha conseguido «una filosofía y forma de hacer política desde el acuerdo, el diálogo y la negociación», según informa Europa Press.
«Será un Gobierno con estilo propio porque los actores son diferentes», afirmó Fernández Mañueco, quien precisó que este nuevo equipo se centrará en lograr la transformación de la Comunidad «desde los grandes ejes acordados y firmados» en un proceso de negociación que comenzó hace cuatro semanas y donde primero se puso sobre la mesa «qué se quería», en una segunda fase se plantearon 100 propuestas «desde la moderación, la centralidad y el espíritu liberal» para finalmente hablar de personas y nombres.

Estabilidad

Asimismo, Mañueco destacó que será «un Gobierno que dará estabilidad política e institucional» a la Comunidad, un Gobierno «de transformación» que deberá enfrentar «los retos que tiene», así como «estar al lado de las personas» y «hacer una Castilla y León más grande e importante desde el punto de vista económico, social y territorial», enfatizó.
Ambos firmantes tuvieron palabras de agradecimiento para los equipos negociadores y para ellos mismos. Igea le dió las gracias personalmente a Mañueco por su «paciencia y tolerancia» con el carácter del líder de Cs, mientras que el popular reconoció que desde el primer momento supo que se entendería con «Paco, como así ha sido» en un pacto que reúne «el sentir de la mayoría de los ciudadanos» que representa «el centro derecha».

Sin vetos

Finalizado el acto de la firma, ya en los pasillos de las Cortes, el futuro portavoz de la Junta, Francisco Igea, aclaró que no habrá vetos entre PP y Cs a los consejeros que proponga cada uno para el próximo Gobierno autonómico que, según han acordado tendrá diez consejerías, seis a cargo de los populares y cuatro en manos de la formación naranja.
Igea explicó que cada partido hará «sus propuestas» con el visto bueno de ambos pero sin posibilidad de vetos, con la excepción de una viceconsejería de Universidad que PP y Ciudadanos elegirán «de mutuo acuerdo».
Según «lo previsto», Igea será consejero de Transparencia y Regeneración Democrática, además de vicepresidente y portavoz, una de las principales reivindicaciones de Cs que se encargará de la oficina de lucha contra la corrupción.