Los retractos en las denuncias por maltrato caen un 50%

F.L.D.
-
Los retractos en las denuncias por maltrato caen un 50% - Foto: Patricia González

Los juzgados de la provincia tramitaron en el primer trimestre 190 demandas, un 18% menos que en 2018, la mayoría tras atestados o intervenciones policiales

La concienciación de la sociedad en materia de violencia de género va dando pasitos hacia adelante año tras año. Las mujeres maltratadas por parte de sus parejas ya no solo no toleran ni un solo atisbo de agresividad, sino que llevan sus denuncias hasta el final. Así se puede asegurar si nos atenemos a los datos sobre renuncias de demandas una vez anunciado el procedimiento que se extraen del servicio de estadística del Consejo del Poder Judicial, que muestran como en el primer trimestre del presente año solo el 15% de las víctimas de agresiones y actitudes machistas terminan retractándose. En comparación con el mismo periodo en 2018, éstos casos han caído a la mitad.
Durante los primeros tres meses se tramitaron en los juzgados de la provincia un total de 190 denuncias, un 16% menos que el pasado ejercicio, de las cuales solo 29 terminaron retractándose las víctimas. Si lo comparamos con el mismo periodo de 2018 no solo hubo más denuncias, 228, sino que también hubo más mujeres que terminaron renunciando a seguir dentro del procedimiento judicial, concretamente 63 o, lo que es lo mismo, el 28%. Donde sí se mantienen las cifras es en que la mayoría de estas demandas llegan a los juzgados tras atestados o intervenciones policiales.
«Hasta hace no mucho, la sociedad tenía normalizada esa relación de insumisión, en la que era habitual que un hombre pegase un bofetón o un empujón a su mujer, o la humillase o insultase cuando consideraba que no se estaba portando bien y cada vez se va tomando una conciencia de que eso no es así», comenta Laura Pérez, presidenta de la Asociación para la Defensa de la Mujer ‘La Rueda’. En su opinión, las víctimas de maltrato ya son más conscientes de que «hay ciertas actitudes que no se deben tolerar y están dispuestas a llevar sus denuncias hasta el final».

[más información en la edición impresa]