La unión de tecnología y escena tiene premio

A.S.R.
-

El Festival de Videoarte de Castilla y León Mapping Me! reconoce la trayectoria del grupo burgalés, que abandera la creación de una asociación con quienes trabajan este medio

‘En busca del fuego’ es el último espectáculo de la compañía burgalesa, que estrenará otro en Ciudad Rodrigo. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La apuesta de Arawake por la aplicación de las nuevas tecnologías a sus propuestas escénicas tiene premio. El Festival de Videoarte de Castilla y León Mapping Me! reconoce la implicación de la compañía burgalesa con la concesión del galardón a la trayectoria audiovisual, que se entregará mañana en Medina del Campo (Valladolid) durante la inauguración de este encuentro que alargará su cuarta edición hasta el sábado 17.


«Es un reconocimiento importante para nosotros porque valora todo lo que llevamos haciendo en este campo, no solo una intervención puntual», aplaude el creador de esta empresa local, Jorge da Rocha, que ya en 2014 recibió el primer Premio a la Innovación Cultural en el Foro de la Cultura.


La inquietud por profundizar en las posibilidades dramáticas de las nuevas tecnologías zarandeó a Da Rocha hace seis años. Se encendió una lucecita que aún no se ha apagado.  


Recuerda que en mayo de 2013, en el Museo de Burgos, utilizaron por primera vez la realidad aumentada para hacer hablar a los personajes de un retablo del siglo XVI. Después, llegó el primer espectáculo completo, Reflejo en el espejo, estrenado en enero de 2015 en el marco del Festival Escena Abierta, que después daría lugar a Princcipesso, una versión más reducida del mismo cuento. En ambas ya trabaja con software de disparo a tiempo real de contenidos audiovisuales. Ahí se produjo el flechazo definitivo y el inicio de una aventura inagotable con una constante investigación y exploración de las a priori inacabables posibilidades de esta herramienta.


Se sumarían después el versátil Y tú qué sabes, que simula un programa de televisión que hace preguntas sobre un mismo tema, que ya han dedicado a Cervantes, Gloria Fuertes y a la evolución humana, y la joya de la corona, hasta el momento, En busca del fuego, un espectáculo en el que se inventaron un dispositivo para crear títeres de sombra digitales que diera lugar a una película de animación en directo acompañada también por música en vivo, distinguido con el Premio Fetén a Mejor Espacio Sonoro en la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón en 2018.


Un complejo montaje que ya los ha llevado a Portugal y que mostrarán en Italia en septiembre y en Rusia en octubre. Antes, en agosto, presentarán El hombre y el fuego, una nueva creación a partir de este, en la Feria de Teatro de Castilla y León en Ciudad Rodrigo.
Este currículum hace de Arawake una de las compañías pioneras en la aplicación de las nuevas tecnologías a la escena, pero camina a la par que otras de la Comunidad como la zamorana Baychimo y las vallisoletanas Rayuela, Ghetto 13/26 y Kull D’Sac.
«Se hacen cosas dramatizadas muy chulas en vivo y en directo, como aplicaciones en las escape room. Hay un campo muy amplio que no está solo encima del escenario», apostilla Da Rocha, al que desde hace un tiempo ronda la idea de poner en marcha un encuentro de creadores con inquietudes digitales de escena.


«Aunque muchos ya nos conocemos, es necesario ponernos cara e intercambiar ideas y proyectos que lleve al nacimiento de una asociación que haga más visible este arte, propicie cursos de formación y sinergias entre las distintas compañías», resume el actor burgalés, convencido de que pronto se producirá esa reunión «para comenzar a andar juntos» en un mundo que quienes lo han probado saben las muchas oportunidades que esconde y que se ponen al servicio de un arte que siempre se ha adaptado a los tiempos. Y los de ahora parecen imponer una pantalla de por medio a todo. El teatro no podía dejar de subirse a ese tren.