scorecardresearch

Deberes a los niños para ser más solidarios

SPC
-

Los pequeños procuradores participan en el Pleno infantil de las Cortes, organizado por Aldeas Infantiles, y aprueban las propuestas para tener un mundo más justo y sostenible

Luis Fuentes (d), junto al letrado mayor (i) y la secretaria tercera de las Cortes, posan junto al Pleno telemático infantil. - Foto: Dos santos (Ical)

Los niños de Castilla y León tienen desde ayer nuevas obligaciones después de que los pequeños procuradores de las Cortes sacaran adelante las propuestas para intentar mirar más a las necesidades de los «otros» y colaborar más en las campañas solidarias para donar ropa, comida y juguetes; acoger y ayudar a los nuevos compañeros del colegio para que se sientan integrados y contentos y ser tolerantes y dialogar para evitar conflictos en el día a día, estar pendientes a los que nos rodean, agradecer siempre con una sonrisa tener cerca a la familia, profesores y amigos. Son los propósitos que se marcaron los escolares que participaron de forma telemática, por la situación de la pandemia, en el Pleno infantil de Aldeas Infantil en las Cortes, con la presencia de su presidente Luis Fuentes quien aseguró que la sociedad tiene «muchísimo» que aprender de los niños. Además, les conminó a ponerse «manos a la obra» y poner en práctica los compromisos más votados, después de que los representantes de los nueve colegios participantes, uno por provincia, plantearan sus propuestas y fueran votadas.

Propuestas que se enmarcan en la búsqueda del fomento del valor de la solidaridad y erradicar la pobreza y las desigualdades con el ánimo de conseguir un mundo de paz y con justicia social. Son algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los escolares de la Comunidad ejercieron de procuradores por un día, aunque no pudieron sentarse en sus escaños ni subir a la tribuna de oradores ya que cada intervención y votación tuvo lugar en el aula de cada colegio. Los niños hicieron referencia al aumento de la pobreza y las desigualdades sociales y económicas, a raíz de la pandemia del covid, no solo en países pobres del mundo sino también en la llamada España vaciada. 

Además, pidieron un mundo «más equilibrado y justo» para que todas las personas tengan alimentos y recursos, para lo que hubo un compromiso de ayudar a los pobres y ponerse en su lugar y luchar contra las desigualdades; hacer un buen uso de la comida para comprar los alimentos necesarios y sin tirarlos a la basura; no malgastar el dinero y ser solidarios con el Planeta, con la reducción de los residuos y la apuesta por el reciclaje.  

A lo largo de la sesión plenaria se oyeron mensajes de los niños de no quejarse tanto por que tienen «muchas cosas» ni pensar tanto en el dinero por que lo más importante es la familia y que están cansados de escuchar comentarios contra el «diferente», ya sea por su raza, religión o posición social. Los alumnos representantes de las nueve provincias pertenecían a los colegios Santísima Trinidad, de El Tiemblo (Ávila); Juan de Vallejo (Burgos); Discípulas de Jesús (León); La Salle (Palencia); Rufino Blanco (Salamanca); Miguel de Cervantes, de Navalmanzano (Segovia); Pinar Grande, de Navaleno (Soria); Gonzalo de Córdoba (Valladolid) y San José (Zamora).