Los consorcios de Villalonquéjar y del desvío, con problemas

J.M.
-

El del polígono debe amortizar 5,3 millones de deuda en 2020 y en la hucha hay 1,6. Podría pedirse el aplazamiento de pagos. El del ferrocarril vende pero no ingresa

Los consorcios de Villalonquéjar y del desvío, con problemas - Foto: Alberto Rodrigo

Si ya antes de la crisis sanitaria y económica del coronavirus se había notado una ralentización en la venta de parcelas de la cuarta fase del polígono de Villalonquéjar, ahora la incertidumbre ante la nueva realidad vuelve a poner el punto de mira en la situación del Consorcio que gestiona la principal bolsa de suelo industrial de la ciudad.

La situación en el corto plazo parece que se podrá sortear, si bien es cierto que el fondo de reserva generado por las operaciones cerradas en los últimos años, y al que se podría tener que recurrir en el caso de que este año no se concrete ninguna compra, no alcanza para afrontar la amortización de deuda a la que toca hacer frente este año.

La situación en este momento se resume en que el Consorcio tiene que pagar en julio a los bancos alrededor de 5,3 millones de euros de la deuda que se ha denominado como sostenible. Es decir, aquella que se debería de saldar con la venta de suelo y que al cierre de 2019 se situaba en los 68,5 millones de euros. Pero, ¿qué ocurre si este año no se cierra ninguna operación? El ente dispone de una hucha (no es técnicamente un fondo de reserva) con 1,6 millones de euros. Una cantidad que no es pequeña pero que no serviría para aguantar un año en blanco.

Llegado ese punto, el Consorcio se toparía con que tiene que asumir el pago de 3,7 millones de euros sin tener recursos económicos. Una solución podría pasar por solicitar un aplazamiento de esta parte de la deuda a 2021. Es decir, confiar en que los bancos acepten  dejar que ese dinero se amortice un año después.

La otra alternativa se antoja más dolorosa ya que podría suponer que el Ayuntamiento asuma esos pagos en un ejercicio en el que ya sabe que va a tener que soportar una millonaria caída de ingresos por la crisis del coronavirus.

(Mäs información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)