Grisaleña tendrá un centro para enseñar a buscar perdidos

S.F.L.
-

La empresa Megafor Security impartirá cursos a lo largo del año en esta localidad y en Busto de Bureba

Luis Antonio Méndez (con barba) y Raúl Andrés ofrecieron una charla de conocimientos básicos sobre perros a los vecinos. - Foto: S.F.L.

La pequeña localidad de Grisaleña contará a partir del mes de septiembre con un centro de formación tanto de instrucción canina como de guías para la búsqueda de personas desaparecidas. Esta medida se ha tomado a raíz del impacto que ha generado que el pueblo sea pionero a nivel mundial en tener un banco de olores de sus vecinos para que, en caso de pérdida, cualquier unidad canina del país pueda colaborar con el rastreo de perros en la búsqueda.
La empresa Megafor Security, que colabora con el Ayuntamiento de la localidad, impartió ayer por la tarde una masterclass de educación canina en positivo, nutrición y normativa actual con Luis Antonio Méndez y Raúl Andrés, a la que asisteronr 27 personas. «Tenemos intención de organizar muchos más talleres de cara al próximo año, pero primero es necesario que la gente tenga una noción básica de las cosas», declara uno de los profesionales de rescate con canes. 
El próximo mes está previsto que se imparta una formación de adiestrador de perros. La base del centro se ubicará en Grisaleña pero trabajarán a caballo entre dicho pueblo y Busto de Bureba dependiendo del número de partícipes. Todos los cursos tendrán una parte teórica y otra práctica y serán impartidos por la empresa anteriormente citada. 
Aitor Goikoextea, alcalde de Grisaleña, tuvo la idea de recoger muestras de olor de sus vecinos, que contienen ADN, a raíz de participar el pasado mes de febrero en el rescate de una mujer desaparecida en Briviesca. Trágicamente no se pudo hacer nada por su vida ya que permaneció dos noches al aire libre a unas temperaturas de varios grados bajo cero. «Me dio tanta pena la situación que se vivió que pensando se me ocurrió la idea del campo de olores para utilizar en caso de desaparición de personas», declara el regidor. Las tomas empezarán a recogerse a partir de esta semana.
De esta manera, los perros de búsqueda tendrán una muestra mucho más limpia que una prenda de ropa que, irremediablemente, está contaminada por muchas otras fibras. Así el equipo de rescate puede trabajar con mayor rapidez, algo fundamental en casos de desapariciones. Desde que saltó la noticia sobre este tema, los mayores medios de comunicación a nivel nacional se han acercado hasta la localidad interesados en el proyecto. «Estamos recibiendo muchas llamadas de asociaciones, unidades de rescate y particulares para informarse del tema», explica.
Los profesionales de esta empresa serán los encargados de impartir distintos cursos relacionados con la seguridad y el rescate de personas. A partir del año que viene, se programarán de manera más periódica. Dentro de los trabajos con canes, el equipo de trabajo toca casi todos los ámbitos a la hora de la localización de estupefacientes y explosivos. Además, participan en rescates de todas las modalidades.

Las muestras tendrán una validez de dos años.

En un principio Aitor Goikoetxea, el alcalde de Grisaleña e impulsor del proyecto de búsqueda de desaparecidos con perros de rastreo, afirmó que las muestras de olor serán voluntarias y su validez sería de 5 años. Ha recapacitado y reconoce que al tratarse de un estudio empírico no tienen del todo claro el tiempo de efectividad de cada toma pero consideran que se aproximará a los dos años.
Tanto el Consistorio como Megafor Security están trabajando para encontrar el mejor recipiente y el más idóneo para poder conservar el olor el mayor tiempo posible. En realidad el proceso será demasiado largo porque no se puede garantizar la fecha de validez. Cada ciertos meses tendrán que ir comprobando con los perros si la calidad sigue siendo la misma y si por el contrario se ha perdido. En ese caso, la búsqueda con los perros no sería tan clara. 


Las más vistas