Icomos ve viable la obra de las Llanas pero sin farolas

C.M.
-
Recreación de los báculos que sirven de luminarias - Foto: AU ARQUITECTOS Y AJO TALLER DE ARQUITECTURA

La presidenta de Icomos España, Alicia Castillo Mena, hace un llamamiento a la tranquilidad tras el informe emitido por este organismo asesor de la Unesco cuestionando algunos aspectos del proyecto de remodelación de Las Llanas.

En este sentido, lanza un mensaje positivo a la hora de buscar soluciones para «reformular» algunos de ellos por ir «en contra del valor universal y excepcional del bien declarado Patrimonio  de la Humanidad» como es la Catedral. «Ello no quiere decir que todo el proyecto de obra y de licitación esté mal pero hay unas partes que son lo suficientemente significativas para que nos pronunciemos a favor de una modificación del proyecto», indicó. 
Castillo alude fundamentalmente a los báculos que sirven de luminarias y a la solución que se da a la medianera, que se recubriría del mismo material, que ya no gustaron en 2016 cuando se dio a conocer el proyecto del concurso convocado por el Ayuntamiento y sobre los que se vuelve a «insistir». «Nosotros no decíamos que se matizaran sino que no eran acordes al espacio para preservar los valores del bien que está declarado Patrimonio Mundial. ¿Qué casco histórico conocen en el que se coloquen unas luminarias de ese tipo?», se preguntó.
La propuesta de Icomos es que se busque otra tipo de iluminación más «discreta». «Hay veces que nos encontramos con dudas o que la solución técnica es complicada pero en este caso hay mil propuestas factibles y posibles. La iluminación y la medianera tienen que ser modificadas», al tiempo que recordó que los informes que emite Icomos están realizados por  técnicos y personas que «dan su tiempo gratuitamente para poder ayudar».
No obstante, la presidenta de Icomos se mostró convencida de que se llegará a una solución. «Estamos en contacto con el Ayuntamiento y vamos a intentar trabajar en resolver esta situación. El valor de un cuerpo asesor es tratar de resolver los problemas, no crearlos. Nuestro objetivo no es denunciar por denunciar sino todo lo contrario. A través de esa valoración que nos ha pedido el Ayuntamiento tratemos de hacer algo acorde a los bienes que se quieren proteger».
El informe asegura que los postes metálicos suponen «una seria alteración de la imagen de la Catedral, en competencia con los pináculos, independientemente del material elegido para su ejecución. En todas las imágenes presentadas como alternativas con diferentes matizaciones puede comprobarse que constituyen un estorbo visual para la contemplación de la integridad y autenticidad del bien declarado Patrimonio Mundial». 
Tampoco le gustan a Icomos las bancadas y zonas que simulan terrazas al entender que solo producen nuevas barreras arquitectónicas. La presidenta de Icomos confía en que la reunión con el Ayuntamiento sirva para encontrar la solución más adecuada.