scorecardresearch

Europa eleva el presupuesto de Villarcayo al cuarto más alto

A.C. / Villarcayo
-

Los 3 millones de los fondos Next Generation para 5 proyectos disparan las inversiones a 4,7 millones, un 146% más que este año, y el total a 10,6 millones, solo por detrás de Burgos, Aranda y Miranda

Los veinte vehículos de la flota municipal de Villarcayo, incluidos camiones de todo tipo, pasarán a ser eléctricos. - Foto: A.C.

Villarcayo se ha convertido, de momento, en el municipio de la comarca que mayor partido va a sacar del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia gestado por el Gobierno central gracias a los fondos europeos Next Generation creados tras la pandemia. Los 3.026.000 euros de Europa que ya se le han concedido al Ayuntamiento para cinco proyectos dispararán el presupuesto municipal de 2023 a 10,6 millones de euros, el cuarto más elevado de la provincia por detrás de la capital, Aranda de Duero y Miranda de Ebro. Con estas cinco ayudas y las que llegarán de la Diputación Provincial y la Junta de Castilla y León, así como los fondos propios, el conjunto de las inversiones se dispararán a 4,7 millones, un 146% más que los 2 millones de 2022, una situación inédita en el municipio, que elevará  sus presupuestos un 45%.

Las ayudas europeas se destinarán a la renovación de los veinte vehículos municipales, incluidos los camiones de recogida de basura y de otro tipo, que pasarán a ser eléctricos; la implantación de un carril bici de 4,5 kilómetros; un proyecto de movilidad sostenible mediante un sistema de alquiler de bicicletas eléctricas; la colocación de placas solares en ocho edificios públicos para alcanzar el autoconsumo e incluso excedentes de electricidad; y la sustitución del alumbrado a led en la cuarta fase del polígono industrial.

Pero además de ello, el grupo de gobierno ha proyectado renovar al completo la red de abastecimiento y saneamiento de la avenida Calvo Sotelo, que tantas molestias ha causado al vecindario con sus fugas. El  proyecto que alcanzará los 361.000 euros. Asimismo, se responderá al mandato ciudadano y se ejecutará el proyecto de los presupuestos participativos que los vecinos eligieron con sus votos, la recuperación de la estación de Horna, a la que se destinarán 100.000 euros. En el ámbito turístico, el Consistorio proyecta habilitar una segunda vía ferrata, con un presupuesto de 53.700 euros, para la que ha solicitado a la Junta de Castilla y León una ayuda de 40.000 euros. Asimismo, el grupo de gobierno planea un proyecto turístico digital para promocionar las iglesias del municipio -39.900 euros- y estrenar una nueva página web municipal -18.000-, entre otros proyectos.

En 2023 se mantendrán congelados los impuestos directos (IBI, vehículos...), que supondrán unos ingresos de 2,4 millones, el 23% del total del presupuesto. Mientras las tasas (agua, basuras...) representarán el 18% del presupuesto y supondrán 1,9 millones de ingresos. Donde se dispararán los ingresos serán en el capítulo de transferencias de capital gracias a las ayudas europeas y otras que alcanzarán casi los 4 millones. Mientras, las transferencias corrientes, como las que llegan de la participación en los ingresos del Estado ascenderán a 1,3 millones.

En el ámbito de los gastos después de las inversiones se situarán los gastos de personal, que sumarán 2,9 millones, un 6,8% más que este año debido a la subida salarial pactada por el Gobierno, la creación de la plaza de interventor municipal o la posible entrada de un nuevo operario en el matadero.