A la búsqueda de nuevas formas de movilidad

I.P. / Burgos
-
Durante la jornada en el monasterio deSan Agustín se expusieron diferentes iniciativas en varias provincias. - Foto: Luis López Araico

La jornada, dentro del proyecto Move en Green, incide en la problemática de la rentabilidad del transporte tradicional y apuesta por iniciativas de sosteniblidad y compartir vehículos

Para Ramón Millán, vicepresidente segundo de la Diputación de Teruel, el transporte sostenible es «fundamental para el futuro del medio rural», según defendió ayer en su intervención en la jornada ‘Iniciativas de transporte sostenible en el medio rural español’, organizada por la Sociedad para el Desarrollo de la Provincia de Burgos, Sodebur, dependiente de la Diputación, institución que también apuesta, como Millán, por buscar fórmulas rentables desde el punto de vista económico y sostenibles medioambientalmente en este servicio.
El presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Ramiro Ibáñez,  considera que una provincia como la burgalesa, con más de mil núcleos de población y una alta despoblación en el medio rural, debe hacer una apuesta por el transporte sostenible y por fórmulas que rentabilicen, por ejemplo, el transporte de viajeros. Ibáñez, además, manifiesta que desde Sodebur, se está abierta a estudiar cualquier iniciativa que se puedan presentar para poner en marcha en la provincia.
En la jornada, celebrada en el monasterio de San Agustín, se expusieron diferentes experiencia de transporte sostenible desarrolladas en las provincias de Teruel, Cáceres, Barcelona y en el Principado de Asturias, enmarcada dentro del proyecto europeo Move on Green, el que participa Sodebur junto a 12 socios más pertenecientes a 10 países de la UE.
El representante de la Diputación de Teruel también subrayó que «conseguir un transporte adecuado a las necesidades que tienen planteadas los habitantes del medio rural es una de las asignaturas que tenemos pendiente», y abogó por buscar soluciones que  ayuden a compatibilizar el acceso a la educación, la sanidad, el empleo y el ocio de los habitantes de esas áreas y la sostenibilidad del medio ambiente, además de ayudar a mantener la población y evitar el éxodo que sufren las localidades de medio rural.
Entre las experiencia que están en marcha en la provincia de Terual, destaca la de Castelnou, que explicaron su alclade, José Miguel Esteruelas, y David Rivero, propietario del primer taxi eléctrico que realiza el transporte de los vecinos de ese municipio de la comarca del Bajo Martín. Rivero aprovechó el exceso de energía fotovoltaica que producían sus huertos solares, unos 7.000 kilovatios, e instaló unas baterías con inversores para uso doméstico, al que destina 3.000 kilovatios, y los 4.000 restantes los utiliza en el vehículo eléctrico. De esta forma, el taxista asegura que «con esta carga puedo cubrir un total de 20.000 kilómetros a coste cero».
Otras interesantes experiencia abordada ayer fueron, por una parte, el proyecto ‘Compartir es viajar’,  del municipio cacereño de La Fuente del Pueblo, y Burricleta- Bicicleta Rural Eléctrica desarrollada en Perafita, Barcelona.