El rey de Europa reclama su corona

CARMELO PALACIOS / Rusia
-

El San Pablo luchará hoy con el Pinar Karsiyaka turco por revalidar la Champions que conquistó en Atenas, una gesta sin precedentes en la historia del torneo

Las 12 jugadores de la plantilla estuvieron presentes en el entrenamiento y todos están listos para jugar hoy. - Foto: Valdivielso

El San Pablo parece estar viviendo dentro de la típica película americana que uno nunca se acaba de creer. Esa en la que el protagonista salva el mundo contra todo pronóstico y al final acaba quedándose con la chica. Cualquier hazaña parece poca para un equipo que se ha convertido en el superhéroe de su propia historia y está dispuesto a rematar el guión con una secuela épica. El desenlace se estrenará hoy (18.00 horas) en el Palacio de los Deportes de Nizhny Novgorod, donde el rey de Europa peleará por revalidar el título de la Basketball Champions League contra el Pinar Karsiyaka turco.

Ocurra lo que ocurra esta tarde en tierras rusas, el nombre del club y de los que lo integran quedará para siempre marcado en la historia del deporte burgalés. Nadie antes había logrado conquistar un trofeo continental y, mucho menos, dos de forma consecutiva. Ese es el nuevo desafío de un San Pablo que sueña con poner el broche de oro a una temporada ya de por sí inolvidable.

El conjunto castellano llega a la final europea como el gran favorito tras su éxito en Atenas y con la moral alta después de haber sacado adelante los duelos de cuartos y semifinales. Las malas sensaciones provocadas por el segundo brote de coronavirus parecen haber quedado atrás y se ve al plantel muy entero tanto física como mentalmente. El gran reto será ofrecer su mejor versión durante los 40 minutos, algo que le ha costado en las primeras partes de los dos últimos partidos. Para lograr esa ansiada regularidad, Joan Peñarroya tendrá a todos sus hombres disponibles, ya que tanto Salash como Barrera se encuentran en perfectas condiciones y no jugaron el pasado viernes por decisión técnica.

Enfrente, el Pinar Karsiyaka no les pondrá las cosas nada fáciles. Aunque nunca había llegado tan lejos en la Basketball Champions League, es un club con una larga historia y participación en competiciones continentales, incluida la Euroliga. Además, ya ha demostrado esta campaña que se le dan bien los rivales españoles con sus victorias sobre el Bilbao Basket en la fase de grupos y el Casademont Zaragoza en semifinales.

El camino de los turcos para llegar hasta la Final Eight ha sido bastante sólido. En la ronda inicial, se clasificó como segundo con cuatro victorias y dos derrotas, por detrás del Brose Bamberg alemán. Dejó fuera a los vizcaínos y al Fortitudo de Bolonia italiano.

(La información completa de los enviados especiales a Rusia, el ambiente y las fotografías de la previa, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)