Pinilla Trasmonte tendrá una granja para 4.200 cerdos

P.C.P.
-

La Delegación Territorial de la Junta publica las declaraciones de impacto favorables para ambas explotaciones, aunque en el caso de la ya existente en la Demanda rechaza su petición de llegar a las 5.400 plazas y la deja en 2.420

Imagen de archivo de una explotación porcina de la provincia. - Foto: Patricia

La provincia tendrá espacio para 4.620 cabezas de porcino más si salen adelante los dos nuevos proyectos que tramita el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos y que están situados en Pinilla Trasmonte (entre la Ribera y Arlanza) y Villaespasa (Demanda). El Boletín Oficial de Castilla y León acaba de hacer públicas las declaraciones de impacto ambiental de ambas explotaciones, favorables, aunque una de ellas limitada.
Es el caso de la granja de Villaespasa, que actualmente cuenta con 1.999 plazas de porcino de cebo ibérico. La intención de su propietario, Ladislao de Miguel, pasaba por doblar ampliamente su capacidad, hasta los 5.400 animales, utilizando los patios ya construidos entre las 4 naves gemelas, que están pavimentados pero sin cubrir, y la balsa de purines actual. La administración regional rechaza esa pretensión, al considerar que, según los informes técnicos, «los patios descritos no deben computarse como superficie», por lo que el máximo queda establecido en 2,420 cerdos de 18-22 a 125-140 kilos. Además, en la balsa tiene capacidad para almacenar el estiércol producido por esos 2.420 cerdos  en tres meses, «el mínimo establecido» por la normativa.
Según el proyecto, en la explotación se engordan los lechones procedentes de otra granja hasta alcanzar el peso para su comercialización (125-140 kg.). Está previsto realizar un total de 1,7 crianzas al año con este método de ocupación seguida de vacío sanitario. «Al final del año la producción de cerdos es de 8.905 individuos», se detalla.
Los ayuntamientos de Jaramillo Quemado, Hortigüela y Cascajares de la Sierra, así comoEcologistas en Acción, habían alegado contra este proyecto por entender que «excede el límite legal de capacidad productiva establecido en la normativa básica de ordenación de las explotaciones porcinas» e incumple la normativa urbanística, entre otros aspectos.
También la Fundación Oxígeno se opuso por la afección a especies sensibles, la falta de distancia suficientes a las viviendas y capacidad de almacenamiento de purines insuficiente. Pidió además protección para las aves. En el informe del Servicio Territorial de Medio Ambiente se recogen medidas adicionales para «minimizar los episodios de electrocución y/o colisión de las aves con las líneas eléctricas en el entorno de la explotación» que ya han ocurrido, dada la cercanía del Proyecto Monachus de reintroducción del buitre negro en la Sierra de la Demanda.
En Pinilla Trasmonte, la nueva instalación se ubicará en una parcela de 24.760 metros cuadrados a 2,5 kilómetros del núcleo urbano, a la que se accederá por el camino a Ciruelos. En ella se cebarán cerdos procedentes de granja de reproducción de 20 kilos de peso vivo hasta llegar a los 100 kg., con una permanencia en la granja de cebo de 5 meses, aproximadamente. La producción anual estimada es de 10.080 animales.
Proyectan la construcción de 2 naves de 122,40 metros de largo por 15 de ancho y 1.836 m2 de superficie, que estarán equipadas con 4 silos cada una, con capacidad para almacenar 16.000 litros de pienso y un sistema de alimentación automatizado.
La balsa exterior de purines tendrá 2.800 metros cuadrados y una autonomía estimada superior a un año, según el proyecto de la sociedad Agropecuaria Montelobos.

Sin alegaciones. El periodo de información pública de esta macrogranja de Pinilla Transmonte concluyó sin que se presentaran alegaciones. Llama la atención esa paz social frente a la oposición y los recelos que han generado proyectos similares en otros puntos de la provincia, que aún no se han materializado.
Por ejemplo, los vecinos de Llano de Bureba llevan años luchando contra la instalación en su entorno de una macrogranja con 3.100 cerdas con lechones de hasta 6 kilos, 620 de reposición y 7 verracos. En septiembre de 2019 Granja No presentó a la Junta 166 alegaciones contra el proyecto pero aún no han recibido respuesta. También en Odra-Pisuerga se han movilizado junto a Pisoraca (Palencia) contra una red de explotaciones porcinas.