España aprende a sufrir (58-55)

A.I.A.
-
Marta Xargay intenta cortar el pase a Sevgi Uzun (6). - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La selección de Lucas Mondelo eleva la intensidad defensiva y conquista el Trofeo de Burgos frente a las aguerridas turcas.

Cuando el acierto es muy bajo, la bola no quiere entrar y el hierro repele el balón la única solución posible es la defensa. Trabajar para neutralizar el ataque de las contrarias y confiar en elevar los porcentajes es el camino. Este es el que emprendió ayer la selección española de baloncesto ante el muro que levantaron las turcas en el Coliseum. La fortaleza física de las pívots de Turquía amedrentó en el primer tiempo a las nacionales, para elevar la garra tras el descanso y con mucho sufrimiento remontar el marcador adverso y hacerse con el título de campeonas en Burgos (58-55).