El PSOE rechaza la oferta del PP de negociar el suelo social

SPC
-

De la Hoz insiste en que los socialistas «no tienen excusas para votar no», pero Tudanca hace valer sus 35 procuradores y recuerda que sin ellos «no hay reforma»

Los miembros de la Mesa de Portavoces de las Cortes conversan antes de la reunión previa al Pleno de la próxima semana. - Foto: Ical

El portavoz del Grupo Popular en las Cortes, Raúl de la Hoz, ofreció ayer al PSOE dialogar y negociar una reforma más amplia del Estatuto de Autonomía y el blindaje del suelo social en el mismo pero después de que se tramite la reforma exprés para suprimir los aforamientos. Una propuesta que todo hace indicar caerá en saco roto después de que el portavoz socialista, Luis Tudanca, advirtiera a los grupos Popular y de Ciudadanos que no cuenten con sus 35 votos para la aprobación de su propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía si no se blindan los derechos sociales de los ciudadanos de Castilla y León al mismo tiempo, y no de forma paralela. De esa manera, rechazó la posición del PP de aprobar ahora la supresión de los aforamientos e iniciar el trabajo para una reforma más amplía. 
En declaraciones posteriores a la reunión de la Junta de Portavoces, que fijó el orden del día del próximo pleno de las Cortes, De la Hoz reiteró que a los socialistas no les queda «otra alternativa» que votar a favor de esa propuesta, con la aceptación de sus dos enmiendas. «Sí no es así, estará en contra, y no quiere que se supriman los aforamientos», sentenció. PP y Ciudadanos han renunciado a autoenmendarse para asumir las presentadas por el Grupo Socialista, si bien sus propuestas no solo recojen la eliminación total de los aforamientos -también la inmunidad de los políticos-, sino que incluyen derechos sociales, si bien esa parte será previsiblemente «inadmitida» por no centrarse en el objeto de la reforma.
En este sentido, recordó que ya abrieron la negociación sobre el suelo social hace cuatro años, en junio de 2015, cuando se llegó a acuerdos entre Juan Vicente Herrera y los grupos parlamentarios y se hicieron propuestas, aunque había diferencias. Sin embargo, cree que se puede llegar a un acuerdo, a pesar de que fue el PSOE el que «echó» a la Junta de la negociación, que se paralizó, informa Ical.
Sin embargo, desde las filas socialistas siguen poniendo sobre la mesa la importancia de sus 35 procuradores –para reformar elEstatuto de Autonomía hace falta el voto favorable de 2/3 de la Cámara, que PP y Cs no suman– para apretar alo grupos Popular y Ciudadanos a asumir sus reinvindicaciones. «Sí no se blinda la sanidad, la dependencia, la renta garantizada de ciudadanía, no habrá reforma del Estatuto de Autonomía: más claro no lo puedo decir», manifestó Tudanca, que argumentó que no está en discusión la eliminación de los aforamientos para los procuradores de las Cortes y miembros de la Junta, que ellos siempre han llevado en su programa electoral, sino el blindaje de derechos sociales, por lo que pidió al PP y Cs que no den «lecciones» a su partido en esa materia.
«El PSOE va a usar los 35 escaños para cumplir la palabra dada a los ciudadanos: la reforma del Estatuto tiene que servir para blindar los derechos sociales», recalcó el dirigente socialista en los pasillos de las Cortes, donde insistió en recordar al PP que siempre han estado en contra de eliminar los aforamientos de los miembros del Ejecutivo, pero que «ahora se han visto arrastrados» a aceptarlo para «conservar el poder».