Investigan la posible estafa de una funcionaria a deportistas

Agencias
-

La empleada pública habría realizado un fraude de identidad a casi un centenar de jugadores extranjeros de fútbol y baloncesto, con el fin de quedarse las devoluciones del IRPF correspondientes por su condición de no residentes fiscales

Investigan la posible estafa de una funcionaria a deportistas

El Juzgado 48 de Madrid y la Fiscalía de Delitos Económicos ha desvelado una trama delictiva que consistía en suplantar la identidad de jugadores de fútbol y de baloncesto extranjeros, entre los que estarían algunos del Barcelona y del Real Madrid, según ha dado a conocer hoy el diario El País.
La supuesta trama se dedicaba a falsificar las firmas para quedarse con las devoluciones del IRPF, correspondientes por su condición de no residentes fiscales.
En el fraude estarían involucrados diferentes abogados y asesores de los deportistas, pero también una alta funcionaria de Hacienda, Leonor Sánchez-Caballero, según informa El País, quien facilitaba los datos fiscales de los jugadores que habían dejado sus equipos en España y habían regresado a sus respectivos países sin solicitar la devolución del IRPF. La estafa está cuantificada en unos 6,3 millones de euros y se habría realizado entre el 23 de febrero de 2015 y el 28 de noviembre de 2016.
Entre las pruebas presentadas de esta estafa están dos declaraciones realizadas el 28 de noviembre de 2016 que los acusados presentaron del Impuesto de la Renta de no residentes de dos jugadores de baloncesto. Otro ejemplo: con fecha 23 de febrero del 2015, los acusados solicitaron la devolución de 94.700 euros imitando la firma de un deportista que había estado una temporada en un club español y cuya residencia fiscal, según la documentación falsa de la trama, era el Reino Unido.
Los acusados, al presentar la documentación ante Hacienda solicitando la devolución, adjuntaban certificados de residencia y justificantes de las retenciones efectuadas por los clubes en los que habían militado, así como cuentas bancarias a las que debía remitirse la devolución del dinero. Todo era falso, explica El País, ya que les habían suplantado en la creencia de que ya nunca pedirían tales devoluciones puesto que se habían ido de España y no era fácil localizarles. 
La Fiscalía no incluye en su escrito los nombres de los deportistas afectados, quienes han reconocido que ni ellos ni terceras personas había solicitado las devoluciones tras marcharse a equipos extranjeros y no conocen a los acusados.