CyL sigue en el 'pódium' educativo pero empeora sus notas

SPC
-

La Comunidad pierde 18 puntos en ciencias, donde cae a la segunda posición nacional, y cuatro en matemáticas, algo que la Junta enmarca en los descensos generalizados en el ámbito internacional

CyL sigue en el ‘pódium’ educativo pero empeora sus notas - Foto: Alberto Rodrigo

El nivel educativo de Castilla y León empeora pero sigue siendo de los más punteros de España y se mantiene entre los mejores de mundo. Los datos del informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA, en sus siglas en inglés) correspondiente a 2018 han vuelto a situar a la Comunidad entre los mejores sistemas educativos al ser la única comunidad de España presente en los dos pódium de las pruebas de matemáticas y ciencias, con una puntuación de 502 y 501, respectivamente, por lo que se sitúa en segundo lugar en ambos ranking, por detrás de Navarra (503), en matemáticas, y de Galicia (510), en ciencias. Los estudiantes de 15 años de la Comunidad que participaron en el estudio realizado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) obtuvieron 502 puntos en competencias matemáticas, cuatro puntos menos que en 2015, y 510 en ciencias, 18 menos que en el anterior informe, lo que ha servido para descabalgar a la Comunidad del primer puesto en esta materia en beneficio de los alumnos gallegos. La tercera pata del informe, la comprensión lectora –donde Castilla y León era lider indiscutible a nivel nacional–, finalmente no fue incluida para España en este informe después de que la OCDEdetectara irregularidades en las pruebas.
A nivel interno, el documento vuelve a evidenciar las diferencias norte-sur que existen a nivel educativo enEspaña. De hecho, los alumnos de Castilla y León llevan un curso de ventaja en sobre los de Murcia,Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía y Canarias, y casi tres cursos sobre los de Melilla y Ceuta, toda vez que la OCDE considera que 30 puntos de diferencia implican un curso escolar
Según la información recabada por la agencia Ical, la puntuación de Castilla y León en matemáticas  (502) es superior a la media de España, que se quedó en 481, y superior a  la del conjunto de los países de la OCDE (489) y al total de la Unión Europea (494). Sin embargo, a la Comunidad se le escapan los sistemas educativos más punteros en esta materia, como son Japón (527), Corea (526) y Estonia (523).
CyL sigue en el ‘pódium’ educativo pero empeora sus notasCyL sigue en el ‘pódium’ educativo pero empeora sus notasAl igual que en matemáticas, los resultados de Galicia y Castilla y León en ciencias destacan por estar «significativamente» por encima de los de la media de España (483), la OCDE (489) y la UE (490). Pese a ello, la Comunidad, con sus 501 puntos, está aún lejos de los países que alcanzan puntuaciones medias más elevadas como Estonia (530), Japón (529) y Finlandia (522).
La consejera de Educación, Rocío Lucas, que presentó los resultados, aseguró que la pérdida de puntos de Castilla y León es proporcionales al resto de los países. «Los descensos son generalizados, por lo que no cabe una valoración distintiva en Castilla y León ni se pueden valorar aspectos como el bilingüismo», significó. Antes, el director general de Innovación, Luis Domingo González, había mostrado las tablas con la evolución de los resultados en matemáticas donde los sistemas educativos con mejores notas como Japón y Finlandia cayeron más que la puntuación de Castilla y León. Algo similar ocurre con los conocimientos de ciencias, ya que Castilla y León ha bajado 18 puntos desde el año 2012, los mismos que en Japón mientras que los alumnos de Finlandia obtuvieron 23 puntos menos, en ese mismo periodo.
«Élite educativa»

Pese al descenso de la puntuación, Lucas aseguró que el sistema educativo goza de una «excelente salud» al continuar en la «élite» y entre los mejores del mundo, aunque apostó por no caer en triunfalismos. «Podemos sentirnos legítimamente orgullosos», sentenció. No en vano, precisó que si Castilla y León fuera un país, ocuparía el puesto 12 en competencias matemáticas en el entorno de la OCDE y la UE, a continuación de Finlandia, que ocupa el undécimo lugar con 507 puntos, y empatados con Suecia y Reino Unido. En el caso de ciencias, la Comunidad se situaría en el puesto 14, casi empatados con Estados Unidos y a solo dos puntos del décimo lugar de Países Bajos, Alemania y Australia. 
Luis Domingo González desgranó los datos del informe PISA 2018 como que Castilla  León es la comunidad de España con mayor porcentaje de alumnado en los niveles altos (5 y 6) en el desempeño de matemáticas. Hasta el punto, que ocupa unas posiciones similares a Noruega, Dinamarca o Finlandia. Por el contrario, es junto a Cantabria  y Navarra (regiones uniprovinciales) y País Vasco, la comunidad con menor porcentaje de alumnado en los niveles bajos. Lo mismo ocurre con ciencias, en que Castilla y León y Galicia son los territorios con menor porcentaje de estudiantes en los niveles bajos y mayor en los altos, a la altura de Corea, Eslovenia e Irlanda. 
Rocío Lucas subrayó la importancia de este tipo de barómetros a la hora de evaluar la calidad de los diferentes sistemas educativos en todo el mundo, por su carácter comparativo. «Es un instrumento de gran utilidad pero no el único para afinar las políticas educativas, en la constante senda de innovación que persigue Castilla y León», añadió. La consejera recordó que uno de los compromisos adquiridos de la Junta para esta legislatura es «no dejar a nadie atrás», porque la equidad es uno de los pilares del sistema educativo de Castilla y León. «La buena noticia es que, también en esto, PISA nos indica que vamos por el buen camino», dijo.
EBAU única

La titular de Educación aprovechó las buenas calificaciones de Castilla y León para recordar la demanda da de la Comunidad para que haya una EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad) única para el conjunto de España. «No es una exigencia gratuita porque hemos obtenido unas de las mejores notas en las materias más troncales, algo que queda patente desde que debutamos en esta evaluación en el año 2003», concluyó.