Alba de Tormes despide "consternada" a los cuatro jóvenes

SPC
-

Los otros dos heridos permanecen graves en el Hospital de Salamanca, uno en la UCI y otro ingresado en traumatología "aunque no se teme por sus vidas"

Alba de Tormes despide “consternada” a los cuatro jóvenes - Foto: JESÁšS FORMIGO/ICAL

El pabellón municipal de deportes de Alba de Tormes (Salamanca) se quedó pequeño hoy para albergar a la multitud de familiares, amigos y vecinos que se acercaron a despedir a los cuatro jóvenes fallecidos ayer en el accidente de tráfico en la carretera de Galisancho. Los cuatro féretros descansan desde ayer rodeados de coronas de flores y de numerosas muestras de cariño.

Emociones contenidas, lágrimas y “mucha rabia” se recogían en este espacio y sus alrededores que permanecían abarrotados para decir el último adiós a estos cuatro amigos que compartían peña en su localidad de origen, en un funeral que duró más de una hora y media.

Minutos de silencio y suspiros se rompieron en un emocionado aplauso al salir el último de los féretros del pabellón, donde se agolpaba casi toda la localidad albense, porque “eran muy queridos”, como señalaron los vecinos, y “son vidas muy jóvenes que se van”, expresaban otros. Tres de los cuerpos se dirigieron al salir del pabellón hasta el Crematorio de Alba, mientras que el cuarto fue hasta el cementerio municipal.

Por su parte, la alcaldesa del municipio, Concepción Miguélez, se mostró “muy emocionada y triste”, al despedir a los cuatro jóvenes de la villa. “Eran muy jóvenes y esas vidas no van a volver”, dijo. El pueblo se encuentra "con mucho dolor", expuso, y remarcó que “hoy es difícil articular las palabras”. Asimismo, hizo llegar el agradecimiento de parte de las cuatro familias por todas las condolencias recibidas.

El accidente

Los seis ocupantes del vehículo, un Fiat Stylo amarillo, regresaban alrededor de las 7.30 horas de la mañana a sus casas después de pasar una noche de fiesta en el pueblo cercano de Santa Inés. Según explicaron fuentes de la Guardia Civil, que investigan el caso, el coche se salió de la carretera tras tomar una curva, y colisionó contra un árbol. El conductor del vehículo perdió el control a las afueras de Galisancho, a unos 200 metros pasada la finca 'Carmeldo', en dirección hacia Galinduste.

Se salió por la margen derecha y, posteriormente, por la izquierda, donde se produjo la colisión final contra un árbol. Como consecuencia del golpe dos varones de 20 y 17 años fallecieron en el acto y otra chica de 17 murió en el traslado al Complejo Asistencial de Salamanca. Horas más tarde fallecía un cuarto ocupante, un joven de 19 años, que se encontraba grave en el hospital.

Según señalaron hoy fuentes sanitarias, los dos jóvenes de 29 y 25 años, que permanecen ingresados en el Hospital de Salamanca, “se encuentran graves”, aunque no se teme por sus vidas. Uno de ellos se encuentra en la UCI mientras que el otro está en Traumatología.


Las más vistas