scorecardresearch

Los guripas reman rumbo a la URSS

I.L.H.
-

Daniel Ortega y Antonio Gil publican '1941: Vóljov', sobre la primera intervención de la División Azul en el frente ruso durante la II Guerra Mundial. Dentro de la colección 'Historia de España en viñetas'

Daniel Ortega (‘Stalingrado. Cartas desde el Volga’, ‘Cielo rojo, águilas azules’) escribe el guion, mientras Antonio Gil firma las ilustraciones. - Foto: Luis López Araico

A remo, en botes hinchables y a plena luz del día, treinta y dos hombres que combatían en el lado alemán como miembros de la División Azul durante la Segunda Guerra Mundial deben cruzar el río Vóljov, cerca de la ciudad de Nóvgorod de la URSS, para tomar la orilla y crear una cabeza de puente, que en términos militares requiere levantar una zona fortificada desde la que proteger el territorio estratégico. Se les encomendó esa misión el 19 de octubre de 1941 y los 32 soldados españoles tuvieron que enfrentares a miles de militares ucranianos y soviéticos en una noche con demasiadas luces de metralla.

Los guripas consiguieron defender su posición para que sus camaradas pudieran avanzar hacia Nóvgorod y el lago Ilme. «Los alemanes estaban empeñados en cercar Leningrado (hoy San Petersburgo). Pero para lograrlo era imprescindible tomar el río Vóljov y la ciudad de Nóvgorod, un lugar estratégico para controlar el posible abastecimiento de los soviéticos», resume Daniel Ortega, que ha vuelto a unir su talento al del ilustrador especialista en temas bélicos Antonio Gil (juntos hicieron el cómic Stalingrado. Cartas desde el Volga -Esfera de los Libros-) para relatar la primera intervención de la División Azul en el frente ruso. 

«Era un suicidio. Tuvieron que cruzar 300 metros de río, pasar por un terreno minado sin causar ninguna baja (lo lograron porque contaban con planos al haber hecho prisioneros antes), llegar a un alto y controlar gran parte del río. Fue una proeza militar de la que salieron sin apenas bajas», añade Ortega. El cómic cuenta esa jornada en 56 páginas pensando sobre todo en un lector juvenil. «Elegimos ese episodio porque la editorial Cascaborra nos pidió algo sobre la División Azul y quisimos empezar a contarlo por el principio. Si a la editorial y a los lectores les interesa, seguiríamos desde ahí».

Con imágenes panorámicas y el entorno gris de una guerra, el cómic narra la acción de la batalla, el avance de las posiciones y los duros ataques y contraataques. Los guripas reman mirando a la URSS dentro de una colección, La Historia de España en Viñetas, de la que forman parte personajes como El Cid, El Empecinado o María Pita y episodios como La batalla de Trafalgar, Bailén o Numancia.