La presión en Urgencias es de las más altas de la región

Ó.C
-

El hospital supera en un 7% la media de la comunidad, con más de 27.000 casos atendidos el pasado 2018

La presión en Urgencias es de las más altas de la región - Foto: Óscar Casado

Por la puerta de Urgencias acceden para ser atendidos en un hospital muchos ciudadanos. Un paso común que en el caso del Santiago Apóstol de Miranda de Ebro tiene una alta incidencia, puesto que la presión que se soporta en este servicio es superior a la media registrada en los catorce centros hospitalarios de Castilla y León. Esto es lo reflejan los datos aportados por parte de la Consejería, que evidencian que el 2018 se cerró con un total de 27.218 casos atendidos en el hospital comarcal. Con esta cifra se indica que la carga de trabajo que soportaron las urgencias el año pasado se quedó en el 76,86%, porcentaje que está varios puntos por encima de la media regional, situada en el 69,72%.
La diferencia entre ambos porcentajes refleja que el hospital comarcal sobrepasó en más de siete puntos el promedio de la comunidad. Esto también provoca que el Santiago Apóstol esté dentro de los tres centros de Castilla y León en los que se trabaja con una mayor demanda por parte de los pacientes, puesto que la saturación calculada por la Consejería en el caso de Miranda solo la superan el hospital de Zamora y el de Burgos, aunque este último lo hace tan solo en unas décimas. 
Esta situación se arrastra en los últimos años a pesar de que la pérdida de población de la ciudad también se nota en un descenso de las tarjetas sanitarias que se incluyen dentro de la zona de influencia del Santiago Apóstol. Un aspecto que también se trata en el informe de calidad asistencial de la Consejería de Sanidad, en el que se indica que en el 2017 había 42.369, mientras que en 2018 eran 41.919, la cifra más baja de toda Castilla y León. A pesar de este descenso el número de urgencias atendidas ha subido en 200 atenciones.
Como consecuencia de la pérdida de pacientes y el aumento de casos, este servicio del Santiago Apóstol tiene el mayor promedio puesto que se atienden 642 urgencias por cada mil tarjetas sanitarias. En esta categoría sí que es donde el centro comarcal presenta una estadística superior a los otros trece centros analizados. Tras el dato de Miranda se coloca el de Aranda, que está a cien casos de distancia y la media regional se sitúa en 438 urgencias por cada mil tarjetas.
Con estos datos se sustenta el porcentaje en cuanto a la presión en Urgencias, aunque por parte de la Consejería también se indica que el número de casos atendidos en el centro comarcal que acaban en una hospitalización son doce de cada cien. A este respecto, el Santiago Apóstol sí que está por debajo de la media regional, puesto que el calculo para toda la comunidad es del 15%.
A pesar de que el porcentaje es menor a la media, en 2018 ingresaron unas 3.300 personas. Una cantidad que hace que la mayor parte de los ingresos en el Santiago Apóstol entre a través de Urgencias. En general, el pasado año se reconoce que hubo 4.966 ingresos en el centro hospitalario, con las 108 camas que se reconocen. Con estos ingresos y  los sitios disponibles, el hospital tuvo un índice de ocupación de poco más del 64%, mientras que la media regional supera el 72%. Uno de los datos que ayudan a entender este porcentaje es la estancia media de cada paciente ingresado. Un registro en el que se indica que de media se prolonga la estancia unos cinco días, por los casi siete del promedio en la comunidad.

 

ACTIVIDAD PROGRAMADA

En el informe también se registran otras actividades como la consultas. En 2018 la cifra del Santiago Apóstol fue la más baja registrada en la región con cerca de 80.000. De todas ellas, aproximadamente el 30% corresponden a primeras visitas y el resto a los seguimientos. Para esta categoría, la Consejería establece una media en cuanto a la frecuencia en las atenciones, que refleja que por cada mil tarjetas se establecen 1.886 consultas en el Santiago Apóstol y la media es de 1.869.
Pero si hay un dato que llama la atención dentro del informe es el número de mamografías que se realizan en el Santiago Apóstol. En esta caso, también se ofrece una media que refleja que en 2018 se practicaron 103 mamografías por cada mil tarjetas. Una cifra que triplica con creces la media de la comunidad que se queda en las 30, mientras que el segundo hospital tras el de Miranda de Ebro es el de Soria, con 69.