Barcones conoce el modelo de fábrica azul de L'Oréal

ICAL
-
Barcones conoce el modelo de fábrica azul de L'Oréal

La delegada del Gobierno en Castilla y León visita la fábrica burgalesa, donde su director, Benoît Mocquant, defiende la apuesta de la compañía por implantar las nuevas tecnologías en sus procesos y por la la sostenibilidad medioambiental y social

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha visitado la fábrica burgalesa de Productos Capilares de L’Oréal, donde ha podido conocer cómo la multinacional defiende que el concepto de la industria del futuro no debe contentarse con ser “únicamente verde, debe tender a ser una fábrica azul”, que se sustenta sobre tres pilares que “permitirán cumplir los objetivos de implantar las más novedosas tecnologías, de conseguir la sostenibilidad medioambiental y también la social”.

El director de la fábrica, Benoît Mocquant ha defendido que el primero de esos pilares es la mejora de la ‘performance’ mediante la modernización integral de los procesos productivos a base de desarrollar ensayos, buscar la mejora continua, una mayor agilidad productiva y la transformación digital. El segundo pilar tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, algo en lo que la fábrica es pionera. Y el tercero, el apoyo a la comunidad en la que se asienta, buscando la diversidad, la inclusión social, la inclusión de los discapacitados y la igualdad de género.

Barcones se comprometió a analizar fórmulas, junto con el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, también presente en la visita, para acompañar a esta empresa y al resto de las que se asientan en este polígono industrial en el desarrollo de estos tres pilares puesto que “el empleo es fundamental para conseguir revertir la situación demográfica que atraviesa Castilla y León y uno de los empeños de este Gobierno es contar en el territorio con empresas punteras que permitan que se produzca la permanencia y el retorno del talento que Castilla y León pierde”.

Esta planta fue creada en 1971 para la división de cosmética con la marca Vichy. En 1998 se convirtió en centro de producción internacional de la división de Productos Profesionales especializada en la fabricación de productos capilares de todo tipo (champús, tratamientos, lociones, tintes, lacas, espumas, permanentes…), que se comercializan en 52 países, tanto del mercado europeo como del latinoamericano y asiático.

Las últimas inversiones realizadas en el último quinquenio han convertido a la fábrica del polígono de Villalonquéjar en una de las más importantes del grupo en el mundo y en un centro pionero en innovación de tecnología y procesos que son luego exportables a otras instalaciones.

El componente social se evidencia con la incorporación de más de un centenar de personas con discapacidad a la plantilla, que proceden fundamentalmente de la Asociación de padres y familiares de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo (Aspanias) o en riesgo de exclusión del mercado laboral.

En cuanto a la sostenibilidad medioambiental, esta fábrica es pionera en ser neutra en carbono desde 2015. Para ello cuenta con una central de trigeneración por biomasa puesta en marcha hace tres años que proporciona electricidad, agua caliente y vapor, alimentada con madera procedente de la limpieza de los bosques de su entorno.

Mocquant explicó que, por primera vez, una instalación de trigeneración suministra el cien por cien de las necesidades energéticas de una planta en España. Añadió, además, que una de sus prioridades es la adecuada gestión de los residuos, de la energía y del agua. En los últimos trece años, la fábrica ha reducido su consumo de agua en un 55 por ciento.